Una semana de lucha por la roja

Foto tomada de AS.COM

EFE

Chris Froome (Sky), líder de la Vuelta, afronta la semana decisiva con optimismo por la cosecha de tiempo que pude recolectar este martes en Logroño para defender en Los Machucos y Angliru, las dos citas de alta montaña donde el británico deberá resistir el asalto de los opositores, encabezados por el italiano Vincenzo Nibali, mientras que Alberto Contador tratará de asegurar su puesto en el top ten o “acercarse al podio”.

Froome, que dedicó la segunda jornada de descanso principalmente “a dormir y descansar”, llega en condiciones de privilegio a la recta final de la Vuelta, Tiene la roja entre ceja y ceja y después de 3 segundos puestos considera que es su año. Dominador de la carrera junto a su potente Sky, aún no ha sentenciado, pero los augurios no pueden ser más positivos al comienzo de una exigente semana.

Alberto Contador (Trek) dijo durante la jornada de descanso que no se conforma con un puesto entres los diez primeros de la general y que “el podio no es imposible”.

“El podio está complicado pero quedan etapas importantes y se puede intentar aún. Después de la etapa de Andorra creían que ya no podía aspirar al podio y dije que era probable. Ahora, después de Sierra Nevada, se ha complicado porque hay rivales muy fuertes, como Miguel Ángel López. Pero creo que el podio no es imposible”, dijo.