Tyson regresa a los cuadriláteros

AFP

El antiguo campeón del mundo de los pesos pesados Tyson Fury, que no se sube a un cuadrilátero desde noviembre de 2015, está autorizado para pelear de nuevo, anunció este martes la Agencia Británica Antidopaje (UKAD).

Fury y la UKAD alcanzaron un “acuerdo” en el conflicto entre ambas partes después de un primer control positivo por nandrolona en 2015 -junto a su primo Hughie, también boxeador de pesos pesados-, se puede leer en un comunicado conjunto de la agencia y del propio boxeador.

La UKAD reprochaba al boxeador británico que no aportase una nueva muestra de orina en septiembre de 2016. El entorno de Fury expresó la buena voluntad del púgil, indicando que no incumplió la legislación antidopaje “deliberadamente”.

“Al reconocer los argumentos respectivos y los riesgos inherentes al proceso de resolución del conflicto, cada parte aceptó un compromiso”, escribió la UKAD.

Fury y su primo dieron positivo por nandrolona en febrero de 2015, pero la UKAD no les condenó hasta junio de 2016, más de medio año después de su combate frente a Klitschko.

Este plazo fue justificado por la directora de la UKAD Nocle Sapstead en la dificultad para probar la utilización de la nandrolona. Los dos boxeadores siempre afirmaron que nunca se doparon, justificando la presencia de la nandrolona en las muestras por haber comido jabalí no castrado.

Pero el ‘caso Fury’ se siguió complicando, especialmente por un positivo por cocaína en septiembre de 2016. El boxeador admitió que tomó esta droga para intentar salir de la depresión.

– ‘Nunca he dado un paso atrás’ –

Ese mismo mes el boxeador rechazó entregar una muestra a la UKAD, abriendo un nuevo capítulo del interminable desencuentro.

Finalmente la agencia británica mantuvo su sanción de dos años por usar esteroides pero dio marcha atrás en lo referente a una sanción por el rechazo del púgil a ofrecer una muestra. Optó por conservar los resultados obtenidos por Fury después de febrero de 2015 debido a la ausencia de nuevas muestras positivas tras esta fecha.

“Estábamos preparados para continuar con este dosier sin importar el coste, pero teniendo en cuenta todas las consideraciones, el elemento económico es un aspecto”, añadió Sapstead.

En consecuencia la UKAD dictó una suspensión de dos años a contar desde el 13 de diciembre de 2015, lo que significa que Fury podrá combatir de nuevo desde el miércoles.

“Soy un luchador y nunca he dado un paso atrás ante nadie en mi vida. No iba a a recular en este conflicto. Hughie y yo siempre hemos mantenido que somos inocentes. Podemos mirar adelante sin ser acusados de tramposos”, dijo Fury.

Fury, cuyo último combate, en noviembre de 2015 ante Wladimir Klitschko le sirvió para lograr el cinturón de los pesados de la Asociación Mundial de Boxeo (WBA), de la Organización Mundial de Boxeo (WBO) y de la Federación Internacional de Boxeo (IBD), saludó la decisión desde su cuenta de Twitter: “Adivinen quién está de vuelta #returnofthemac”