Tänak gana en Finlandia le permite acercarse a la lucha por el título

AFP

El triunfo de Ott Tänak este domingo en el Rally de Finlandia le permite acercarse a la lucha por el título, en la cual Sebastien Ogier recortó un poco su desventaja respecto a Thierry Neuville, el líder del Campeonato del Mundo (WRC).

Delante de cientos de aficionados estonios que se habían desplazado para apoyar a su ídolo, el piloto de Toyota firmó un pleno siendo el más rápido en la “Power Stage”, lo que le otorgó un total de 30 puntos.

Tänak superó en 32 segundos al noruego Mads Ostberg (Citroën) y en 35 segundos al finlandés Jari-Matti Latvala (Toyota).

“El equipo hizo un trabajo excepcional, todo el fin de semana fue perfecto para nosotros”, destacó el estonio después de la llegada.

Gracias a su cuarto éxito en WRC, el segundo en esta temporada tras el Rally de Argentina, Tänak se coloca a 46 puntos del belga de Hyundai, que sólo pudo clasificar 9º en Finlandia, y a 25 puntos del francés de M-Sport Ford, 5º con sufrimiento.

“El objetivo principal era no ceder demasiados puntos respecto a Ogier, lo hicimos lo mejor que pudimos”, destacó Neuville, quien limitó la pérdida con la 4ª plaza en la “Power Stage”, recuperando así dos preciosos puntos en vistas del ajustado final de temporada que se avecina.

Los rivales fueron penalizados por el hecho de haber sido los primeros en tomar la salida, pero eso no explica por completo su decepcionante rendimiento.

Ogier, equipado con un nuevo dispositivo aerodinámico en la parte delantera que prácticamente no había probado, cambió constantemente los reglajes.

– Tercer podio de Citroën –

“Lo dimos todo durante el fin de semana y no pudimos hacer más”, aseveró el francés.

Tras haberlo batido en 21 de las 23 especiales, el quíntuple campeón del mundo, 5º en la “Power Stage”, no ha recuperado más que 6 puntos en respecto a Neuville, quien todavía lo supera en 21 puntos.

Ogier, sin embargo, se benefició de la ayuda de sus compañeros de equipo, el galés Elfyn Evans y el finlandés Teemu Suninen, que lo dejaron pasar, y del abandono del también finlandés Esapekka Lappi (Toyota), ganador el año pasado.

Este último se salió de la carretera este domingo por la mañana durante la especial número 20 cuando se encontraba en la 4ª posición.

“Es una pena que no nos hayamos podido luchar más arriba en la clasificación, pero el campeonato es lo más importante y hemos tomado unos buenos puntos”, explicó Ogier.

Sin sentimientos encontrados terminó Citroën, que logró con Ostberg su tercer podio de la temporada.

El noruego, sin lugar a dudas, causó una grata impresión a su jefe, Pierre Budar, en vistas de un puesto de titular para el próximo año, mientras que su compañero de equipo, el irlandés Craig Breen, sólo pudo llegar 8º.

En la clasificación de constructores, Hyundai cuenta con 26 puntos de margen sobre M-Sport Ford y con 27 respecto a Toyota.

En WRC2, el finlandés Eerik Pietarinen se impuso con su Skoda Fabia.

La próxima cita del Campeonato del mundo de rally tendrá lugar sobre asfalto en Alemania dentro de tres semanas, un terreno más favorable para Neuville que para Ogier, pero donde Tänak ganó el año pasado.