Spurs podrían ver los playoff por tv después de 20 años

AFP

Los San Antonio Spurs cayeron el sábado 94-104 ante los Oklahoma City Thunder y siguen con su mala racha, que podría hacer que se perdieran los playoffs de la NBA por primera vez en los últimos 20 años.

Los de Gregg Popovich, que recuperaron al pívot español Pau Gasol tras no jugar el último encuentro por una lesión en su hombro, siguen echando de menos a su estrella Kawhi Leonard, quien podría regresar a finales de la próxima semana.

Siempre liderado por el vigente MVP de la competición, Russell Westbrook, el Thunder tomó ventaja en el marcador desde el primer cuarto (24-19) y ya no la soltó más.

Con un errático LaMarcus Aldridge, que comenzó el choque con una serie de 1/8 en tiros y lo acabó con un paupérrimo 5/16, los Spurs no pudieron detener el vendaval local, sobre todo en el último periodo.

Con este resultado, San Antonio cae hasta el séptimo puesto de la Conferencia Oeste con un balance de 37 victorias y 29 derrotas, y quedan a apenas un juego del noveno lugar, que los dejaría afuera de los PO y que ocupan actualmente los Denver Nuggets.

Los Spurs tienen uno de los calendarios más complicados hasta el final de la temporada regular.

“Mr. Triple-Doble” Westbrook finalizó la contienda con 21 puntos, 12 rebotes y 10 asistencias y estuvo bien acompañado por el resto de sus compañeros. No en vano, hasta cinco de ellos acabaron por encima de la decena de puntos.

El banco de Oklahoma, el peor de la NBA con únicamente 25,6 puntos por choque, brilló con luz propia al llegar a 50 en esta ocasión.

Por el lado de los texanos, Gasol se quedó en ocho tantos y siete capturas y el argentino Manu Ginóbili no llegó a lanzar ni siquiera a canasta en los 19 minutos que estuvo sobre la pista.

Antes, en un duelo por tener ventaja de campo en los playoffs, los Heat apalizaron 129-102 a los Wizards de Washington con una notable actuación del alero James Johnson, autor de 20 puntos.

Los de la capital, que siguen sin poder contar con su base estrella John Wall por lesión, pagaron en exceso el cansancio de jugar por segunda noche consecutiva y llegaron incluso a ir perdiendo por 38.

En el encuentro entre dos de los peores equipos de la liga, los Mavericks dieron cuenta de los Grizzlies, que tienen el peor récord (18-48).

El pívot español Marc Gasol ni siquiera se vistió de corto y el base puertorriqueño de Dallas José Juan Barea fue una pesadilla para los locales.

Barea salió como titular y, con 20 tantos, fue el mejor de los suyos.

En el primer choque de la jornada, Charlotte Hornets superó 122-115 a Phoenix Suns