Segundo condenado por el Fifa-Gate

Agencia PL

El griego-británico Costas Takkas, exfuncionario de fútbol de Islas Caimán y vinculado al escándalo de corrupción de la Federación Internacional de ese deporte (FIFA), se convirtió hoy en el segundo condenado en Estados Unidos por tal caso.

Una corte de la ciudad de Nueva York, que hace menos de una semana impuso el primer castigo relacionado con el FIFAgate, cuyo estallido se produjo en 2015 e involucra a más de 40 personas, sentenció a Takkas a 15 meses de privación de libertad.

En mayo el griego-británico se declaró culpable del lavado de tres millones de dólares en sobornos que pagarían compañías de mercadotecnia deportiva a Jeffrey Webb, expresidente de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf).

De ese monto, dos millones de dólares llegaron a Webb mediante Takkas, de acuerdo con documentos de la justicia.

Antes del fallo de este martes de la jueza Pamela Chen, a cargo de todos los casos de corrupción de la FIFA, el ex secretario general de la Federación de Fútbol de Guatemala Héctor Trujillo recibió el 25 de octubre una condena de ocho meses de cárcel.

Trujillo, de 63 años de edad y también otrora juez de la Corte Constitucional de su país, se declaró culpable de fraude bancario y conspiración el 2 de junio.

Dicho paso se produjo después de un acuerdo con la fiscalía federal para el distrito este en Brooklyn, que pedía una condena de más de tres años de prisión.

Además se estableció que Trujillo no apelaría ninguna sentencia menor a cuatro años y nueve meses de privación de libertad y restituiría a la Federación de Fútbol de Guatemala 415 mil dólares.

Más que mantener los estándares de honestidad e integridad esperados del liderazgo del fútbol internacional, el acusado y sus cómplices llenaron sus bolsillos con miles de dólares en sobornos, apuntó en un comunicado la fiscal federal interina de Brooklyn, Bridget M. Rohde.

Seguiremos persiguiendo de forma vigorosa a quienes usen sus posiciones para involucrarse en corrupción, especialmente cuando envuelve al sistema bancario de este país, sostuvo tras el veredicto.

Como parte del problema en la FIFA fueron detenidos y acusados líderes del fútbol y empresarios por enriquecimiento ilícito al recibir sobornos para ceder el derecho de los anuncios durante la transmisión de partidos de esa organización. Entre los arrestados figuran el expresidente de la Federación de Fútbol de Guatemala Brayan Jiménez y su compatriota Rafael Salguero, antiguo dirigente de la Concacaf y la FIFA.

También aparece el expresidente de Honduras y de la Federación Nacional Autónoma de Fútbol de ese país Rafael Callejas, quien aceptó su culpabilidad.

Hasta ahora solamente tres de los acusados, todos bajo arresto domiciliario tras pagar millonarias fianzas, mantienen su inocencia y han optado por ir a juicio, previsto para comenzar el próximo 6 de noviembre.

Ellos son el paraguayo Juan Ángel Napout, ex vicepresidente de la FIFA y expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, y Manuel Burga y José María Marín, ex máximos titulares de la Federación Peruana y la Confederación Brasileña de Fútbol, respectivamente