Presidente de la República Carlos Alvarado Quesada hizo llamado a vivir el fútbol sin violencia

Con este llamado a la afición, el presidente de la República, Carlos Alvarado, su esposa Claudia Dobles y la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, asistieron este domingo a la final del campeonato que protagonizaron Saprissa y Herediano.

El gobierno se sumó así a la UNAFUT y al INAMU en la campaña para enfrentar la violencia contra las mujeres, agudizada durante la celebración de partidos de fútbol.

Con una camiseta con la consigna “Vivamos la fiesta del fútbol sin violencia contra las mujeres”, el presidente Carlos Alvarado, su esposa Claudia Dobles y la ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, ratificaron su apoyo a la campaña de prevención contra la agresión a la población femenina.

“Vivamos en paz esta celebración”, clamó el presidente Alvarado, dedicado de la final del campeonato de fútbol de primera división entre el Deportivo Saprissa y el Club Sport Herediano, cuyo saque de honor delegó en su hijo Gabriel, de cuatro años.

La campaña, promovida por el Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU) y la Unión de Clubes de Fútbol de la Primera División (UNAFUT), busca prevenir y frenar la violencia machista, que alcanza niveles alarmantes durante los partidos de fútbol.

De acuerdo con datos reportados por el Sistema de Emergencias, el pasado domingo 13 de mayo, en el clásico Saprissa y Alajuelense, el 911 registró un total de 73 llamadas, es decir, una mujer solicitó ayuda cada dos minutos y medio debido a que estaba siendo agredida.

Alvarado comentó que “la violencia contra las mujeres es una de las violaciones a los derechos humanos más constantes y devastadores. Debemos unir esfuerzos desde lo público y lo privado para garantizar una sociedad libre de violencia machista”.

Asimismo, comprometió los esfuerzos del gobierno para propiciar un trabajo conjunto preventivo con los equipos de fútbol y medios de comunicación, particularmente de cara al Mundial de Rusia 2018, que iniciará a mediados de junio próximo.

“No podemos permitir que en nuestras familias la fiesta del fútbol se opaque con conductas machistas que solo promueven la desigualdad, los estereotipos y perpetúan un machismo que discrimina, que agrede, que violenta y que continúa acabando con la vida de tantas mujeres de Costa Rica”, señaló Patricia Mora, ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del INAMU.

Sólo el año pasado, los registros del Sistema del 911 contabilizaron un total de 98.095 llamadas de auxilio por violencia contra las mujeres. Datos del Poder Judicial indican que, en promedio, por violencia doméstica al año, 50.000 mujeres solicitan medidas de protección.

En 2015, un total de 27 mujeres fueron asesinadas por el simple hecho de ser mujeres. En 2017 y 2016 se registraron 26 femicidios y al 25 de abril de este año, 9 han fallecido producto de la violencia machista.

La violencia machista o violencia contra las mujeres es el resultado de las relaciones históricamente desiguales entre hombres y mujeres. Se manifiesta de múltiples maneras y en todos los espacios. El control y la necesidad de sentirse poderoso y superior con respecto a la mujer son los detonantes principales que provocan la violencia.