Peruano fuera del mundial

Agencia PL

La FIFA suspendió hoy por un año al futbolista Paolo Guerreo por haber dado positivo de cocaína en una prueba antidoping, lo cual dejará al capitán peruano fuera del próximo Mundial de Rusia-2018.

El organismo rector del fútbol mundial confirmó este viernes la decisión de su comisión disciplinaria y notificó que el período de suspensión empezó a contar desde el pasado 3 de noviembre.

El positivo de Guerrero se detectó en el control al que fue sometido el pasado 5 de octubre en la ciudad de Buenos Aires, tras el partido de clasificación para la cita universal entre su selección y Argentina.

De acuerdo con un comunicado de la FIFA, se localizó en su muestra el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, incluida entre los estimulantes que figuran en la lista de sustancias prohibidas la Agencia Mundial Antidopaje.

‘Al haber dado positivo por una sustancia prohibida, el futbolista ha contravenido el artículo 6 del Reglamento Antidopaje, en consecuencia, el artículo 63 del Código Disciplinario de la FIFA’, añade el texto.

Según varios medios de prensa, la Federación Peruana de Fútbol recurrirá a la Comisión de Apelaciones de la FIFA, aunque en la mayoría de las reclamaciones de este tipo, ese órgano mantiene el fallo de la Comisión Disciplinaria.

Los reportes añaden que en caso de fracasar esa opción, el siguiente paso podría ser acudir al Tribunal Arbitral del Deporte.

Apenas se conoció su caso de doping, Guerrero manifestó públicamente que era inocente y recalcó que nunca consumió cocaína.

‘Yo no he hecho absolutamente nada, estoy probando que soy inocente, tengo 16 años de carrera, me sometí a 30 mil millones de exámenes antidoping y nunca tuve absolutamente nada’, expresó el pasado mes de noviembre a una televisora peruana.

Asimismo, luego del juicio al que fue sometido en esta capital hace varias semanas, el goleador del Flamengo brasileño se mantuvo firme en su postura y declaró que ‘estoy tranquilo porque soy inocente. He venido a Suiza a demostrar mi inocencia’.

‘Gracias a Dios he conseguido todas las pruebas, que son fundamentales. Estoy seguro de la absolución. Solo falta que ellos (la FIFA) tomen una decisión’, aseguró.