Osaka suma su voz a las protestas por la muerte de hombre

Agencia AFP

La dos veces campeona de Grand Slam , la japonesa Naomi Osaka, se unió a los atletas que condenaron la muerte de un hombre negro a manos de la policía de Minneapolis, al publicar en su cuenta de Instagram fotos de las protestas en esa ciudad estadounidense.

“El hecho de que no te esté sucediendo no significa que no esté sucediendo en absoluto”, escribió Osaka, de madre japonesa y padre haitiano.

“Es gracioso para mí que las personas que quieren usar cadenas, explotar el hip hop en el gimnasio, intentar emborracharse y hablar en jerga están repentinamente calladas en este momento”, agregó Osaka.

La japonesa, ex número uno del mundo, fue citada esta semana en la revista Forbes como la atleta femenina mejor pagada del mundo con ganancias de 37.4 millones de dólares (34.3 millones de euros).

Minneapolis se ha convertido en el epicentro de protestas violentas desde que George Floyd murió el lunes después de que el oficial de policía Derek Chauvin lo inmovilizó por varios minutos arrodillándose sobre su cuello.

Chauvin ha sido acusado de asesinato y homicidio culposo.

Varias estrellas deportivas de Estados Unidos expresaron su indignación por la muerte de Floyd.

“¡¡Ser capaz de usar mi plataforma para llamar la atención sobre un problema que ha estado sucediendo por mucho tiempo se siente bien !!!”, señaló Osaka, de 21 años.

Por su parte, la figura en ascenso del tenis estadounidense, Coco Gauff, aplaudió la publicación de Instagram de Osaka el sábado.

La afroamericana de 16 años, que irrumpió en la escena internacional con una cuarta ronda el año pasado en Wimbledon, que incluyó un triunfo sobre su compatriota Venus Williams, había publicado el viernes su propia condena en las redes sociales por la muerte de Floyd.

En un video, hizo referencia a un número de estadounidenses negros desarmados que murieron en los últimos años a manos de las autoridades o conciudadanos blancos. “¿Soy la siguiente?” Gauff preguntó.

En Alemania el sábado, el centrocampista estadounidense de Schalke Weston McKennie usó un brazalete que decía “Justice for George” en la derrota de 1-0 ante los Werder Bremen en la Bundesliga.