Olímpicos de Invierno en Corea del Sur podrían no ser transmitidos

Agencia PL

Los canales rusos de televisión Rossia-1, Pervi y Match (especializado en deporte) podrían negarse a retransmitir los Juegos Olímpicos de invierno en Corea del Sur, indicaron aquí fuentes de esos medios.

La víspera, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) rechazó la posibilidad de restablecer los derechos de funcionamiento de la Agencia Antidopaje de Rusia (Rusada), con lo que puso en riesgo el acceso de los deportistas de este país al citado evento.

En ausencia de la delegación rusa en los juegos de Corea del Sur, sería difícil lograr los niveles de audiencia necesarios para ser viable y rentable la transmisión del mencionado evento deportivo, indicaron las direcciones del estatal Rossia-1 y el público Pervi.

Para el canal Match, la decisión sería un poco más difícil, pues su audiencia va mucho más allá de la Federación de Rusia, explicaron especialistas.

La WADA exige como una de las condiciones para devolver los derechos a Rusada, que Rusia reconozca que hubo una práctica a nivel de estado para suministrar sustancias estimulantes de forma masiva a los deportistas, una acusación rechazada por Moscú que exige pruebas concretas sobre eso.

El gobierno ruso estima que aceptar los términos de la WADA sería reconocer un delito que este país nunca cometió y demanda el respeto al derecho de presunción de inocencia, mientras reconoce la existencia de casos aislados de dopaje y la necesidad de combatir ese mal.

La prensa local maneja versiones sobre una decisión del Comité Olímpico Internacional de permitir la participación de Rusia, pero sin izar su bandera en los juegos ni tocar el himno nacional en caso de vencer en alguna competencia, una condición que Moscú no acepta.

En ese caso, dejaríamos de participar en las olimpiadas, solo iremos si se observan todas las reglas del protocolo para las ceremonias de las competencias deportivas, explicó el presidente del Comité Olímpico Ruso, Alexander Zhukov.

La WADA decretó en 2016 una suspensión indefinida de los derechos de Rusada para certificar a atletas rusos, con lo cual puso en peligro la participación de la delegación nacional en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a los que finalmente asistió con un tercio menos.

Sin embargo, una decisión del Comité Paralímpico Internacional dejó a Rusia fuera de los juegos de Río de Janeiro, organizados para personas con limitaciones físicas, y esta semana anunció que suspendería a la escuadra rusa por los juegos de invierno en Pyong Chang.

El presidente de la WADA, Craig Riddie, confesó que era imposible mantener al deporte fuera de la política, lo cual pareció dar razón a sospechas aquí de que las decisiones de ese órgano tienen motivaciones políticas contra Rusia.