Nuevos aires en semifinales del mundial

AFP

Francia y Bélgica, plagados de talentosos, pueden torcer el martes la historia de un Mundial de Rusia hasta ahora sin grandes atractivos, mientras la otra semifinal entre Croacia e Inglaterra será un choque de estilos desde el aire y la tierra.

Los Bleus franceses y los Diablos Rojos belgas disponen de talento y creatividad al mismo tiempo, algo que no ha sido sencillo de hallar en la mayoría de los 60 partidos jugados hasta el momento en Rusia-2018.

Francia ha reunido una generación como para dar el zarpazo en Rusia luego de haber logrado su único título en casa hace dos décadas. El juvenil Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y Olivier Giroud le dan a los franceses un poder de fuego envidiable, que ya sufrieron sucesivamente Argentina y Uruguay, en octavos y cuartos de final.

El belga Nacer Chadli dijo sobre su rival Mbappé que lo que hace a sus 19 años “jamás lo había visto, salvo en el caso de Lionel Messi”.

El veloz atacante, apodado “37 km/h” después de alcanzar esa velocidad contra Argentina, está llamado a ser una de las figuras de Rusia-2018 y a comenzar a discutir el liderazgo absoluto de una década de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo.

– No fue magia –

Los Diablos Rojos, que llegan a su segunda semifinal luego de México-1986, no se quedan atrás y tratarán de inclinar a su favor la batalla entre estilos similares con Romelu Lukaku, del Manchester United, y Eden Hazard, del Chelsea.

Haber alcanzado la segunda semifinal en su historia no fue magia.

Si Bélgica cuenta ahora con algunos de los mejores futbolistas del mundo en su puesto, como los volantes Eden Hazard y Kevin De Bruyne, el delantero Lukaku o el arquero Thibaut Courtois, es por el trabajo de mejora de la infraestructura y de la formación de los jóvenes talentos que se inició hace casi 20 años.

“Hubo un trabajo muy serio de la Federación de intentar hacer un proceso muy claro de cómo desarrollar futbolistas en Bélgica y se trazó un camino muy claro de cómo se quería desarrollar al jugador, implicando a las escuelas y a los clubes profesionales, y de qué forma se quería jugar”, dijo el actual seleccionador, el español Roberto Martínez, en una entrevista a un canal argentino a finales de 2017.

Los resultados están a la vista… o aún están por verse en plenitud.

– Derechos de autor –

Algo similar ocurrió con Inglaterra. A los inventores del fútbol les ‘robaron’ hace muchos años los derechos de autor y parecen decididos a recuperarlos.

AFP/Archivos / Fabrice CoffriniEl delantero inglés Harry Kane corre en el partido de cuartos de final del Mundial ante Suecia el 7 de julio de 2018 en Samara, Rusia

Campeones mundiales Sub-17 y Sub-20 en 2017 establecerán un récord de las tres principales categorías si el goleador Harry Kane levanta la Copa el 15 de julio en el estadio Luzhniki de Moscú.

Los ingleses basan su fortaleza en el juego aéreo y el balón detenido, que le ha dado suculentos dividendos en esta Copa. Así suman 8 anotaciones de 11 logradas en el Mundial, una estadística importante para una selección con suficientes recursos para pelear por el título.

“Las jugadas a balón parado están muy trabajadas”, declaró Harry Kane, el goleador del Mundial con seis tantos.

Si Inglaterra va por el aire, Croacia lo hace por tierra. No es para menos con Luka Modric e Ivan Rakitic, centrocampistas clave del Real Madrid y el Barcelona que tienen un sostenido romance con el balón.

Ellos guían a un equipo que emula a la generación de Davor Suker y Robert Prosinecki, los líderes de un seleccionado que alcanzó por primera vez hace 20 años una semifinal en un Mundial, en Francia-1998.