Nuevo escándalo de dopaje en Rusia

Agencia PL

El campeón mundial Alexei Lovchev, que encabeza el grupo de levantadores de pesas rusos descalificados de manera temporal por dopaje, declaró hoy sentirse “en estados de shock”.

Estoy en estado de shock. Mi objetivo son los Juegos Olímpicos (Río de Janeiro-2016), para lo que me preparé durante años. Observé de manera estricta el reglamento antidopaje, aseguró Lovchev a medios de prensa locales.

En el LXXXII Campeonato Mundial de Halterofilia, celebrado en Houston, Estados Unidos, del 21 al 29 de noviembre último, el pesista estableció un récord mundial en la división de +105 kilogramos, tras levantar 264 kg y romper la marca en vigor durante más de una década.

Junto al deportista de 26 años, la Federación Internacional de Halterofilia (FIH) decidió suspender a sus compatriotas Olga Afanaseva, Olga Zubova y Alexei Kosov, cuyos análisis en el control antidoping resultaron positivos, luego de sus comparecencias en el Mundial disputado en noviembre, en Houston, Estados Unidos.

Este vieres, Lovchev anunció que se someterá a una prueba B para demostrar su inocencia y recibió el apoyo de Vitali Mutko, ministro de Deportes en Rusia.

Hemos solicitado toda la documentación y le daremos todo el apoyo necesario mientras no sea reconocido oficialmente culpable de haberse dopado, y mientras no se tome una decisión en ese sentido, señaló Mutko en conferencia de prensa.

Por su parte, el presidente de la Federación Rusia de Halterofilia, Serguéi Sirtsov, aseveró que Lovchev nunca vio en su vida esa sustancia citada y que recibió permiso para inyectarse en la rodilla un calmante.

La FIH comunicó la suspensión provisional de Lovchev, tras descubrirse trazas de ipamorelina, en las muestras del atleta ruso durante el Mundial.