No muy Serena por los controles doping

AFP

La tenista estadounidense Serena Williams reiteró este miércoles sus críticas a las autoridades antidopaje, considerándose víctima de “discriminación”, al estimar que es controlada más a menudo que otras jugadoras.

“Entre todas las jugadores, está demostrado que yo soy la más controlada”, escribió la exnúmero 1 en Twitter, reiterando lo que había dicho durante Wimbledon, juzgando entonces “llamativo” el trato que se tenía con ella en las cuestiones de la lucha antidopaje.

“¿Discriminación? Eso creo. Al menos voy a hacer que el deporte siga limpio. Seamos positivos”, añadió la reciente finalista del Grand Slam londinense.

A sus 36 años, la estadounidense ganadora de 23 títulos del Grand Slam estuvo a punto de lograr en Wimbledon su primer ‘grande’ desde el nacimiento de su hija en septiembre.

Serena había llegado a Londres cuando la prensa relataba su enfado después de un control por sorpresa en junio, en el cual el agente encargado se habría negado a abandonar el domicilio de la jugadora en Florida.

Un informe indicó igualmente que únicamente en el mes de junio de 2018, Serena Williams fue controlada cinco veces, mientras que otras compatriotas fueron controladas en una ocasión.