Nicaragua y El Salvador dominaron los juegos

Con la entrega de los reconocimientos a los tres primeros lugares por deporte y por rama y la declaratoria de campeones para Nicaragua en femenino y El Salvador en masculino, cayó este viernes por la noche el telón de los VIII Juegos Deportivos Centroamericanos para Estudiantes con Discapacidad celebrados en Costa Rica.

La ceremonia de clausura se llevó a cabo en el Gimnasio Nacional. La clausura fue presidida por la Ministra de Deportes de Costa Rica, Carolina Mauri, quien estuvo acompañada por su homólogo de Panamá, Roberto Arango, el Presidente del Instituto Nacional de Deportes de El Salvador (INDES), Jorge Quezada, el Secretario General del Consejo del Istmo Centroamericano de Deporte y Recreación (CODICADER), el nicaragüense Gustavo Argüello, y el Director del Área de Deporte del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER), Roberto Solano.

Los atletas y delegados recibieron de manos de las autoridades los reconocimientos para los tres primeros lugares por deporte y rama.

En atletismo femenino, El Salvador fue primero, Nicaragua segundo y Panamá tercero, mientras que en atletismo masculino, Nicaragua ocupó el primer lugar, El Salvador el segundo y Panamá el tercero.

En golbol, Nicaragua, El Salvador y Honduras coparon el podio femenino en ese orden, en tanto que en la rama varonil El Salvador fue el campeón seguido de Panamá y Honduras.

Finalmente en la natación, Nicaragua se adueñó del primer lugar femenino escoltada por El Salvador y Panamá, mientras que El Salvador fue primero en varones seguido de Panamá y Honduras.

En la clasificación general femenina, el título de campeón quedó en manos de Nicaragua, El Salvador ocupó el segundo lugar y Honduras el tercero, y en cuanto a la puntuación general masculina, El Salvador se dejó el trofeo del primer lugar, Panamá acabó segundo y Nicaragua tercero.

Tras los reconocimientos, la Ministra de Deportes anfitriona, Carolina Mauri, entregó la sede de los IX Juegos Centroamericanos para Estudiantes con Discapacidad a Nicaragua, que los albergará en el 2016.

La bandera del CODICADER, que simboliza la sede, fue recibida por Freddy Araica, jefe de misión nicaragüense.

De inmediato, el atleta costarricense Marck Anthony Gómez tuvo el honor de apagar el fuego dep+ortivo, y el resto de la noche fue de música y fiesta, amenizada por el Grupo Experimental del Instituto Julio Acosta de San Ramón y disfrtuada a más no poder por los entusiastas deportistas.

En los VIII Juegos regionales para estudiantes con discapacidad participaron 203 jóvenes con edades entre los 16 y los 19 años procedentes de El Salvador (56), Nicaragua (46), Panamá (33), Costa Rica (17) y Honduras (51) en las disciplinas de atletismo, natación y golbol.
El Salvador fue campeón general en la rama mascullina.
La clausura terminó en un puro baile.
…………………..
Colaboración Franklín Solís Ortiz
PERIODISTA ICODER