Natación Belemita esta de luto

El entrenador de natación Juan de la Rosa Murillo, murió este viernes luego de sufrir un accidente, cuando una motocicleta en horas de la mañana le atropello cerca de su casa de habitación en San Antonio de Belén, muy cerda de Ojo de Agua.

La devoción de Juan de la Rosa por la natación se nutrió de un factor vital: el balneario Ojo de Agua. Ese lugar mágico fue el patio de juegos durante la niñez de este belemita; de carajillo se brincaba una cerca para sumergirse en la piscina.

En una entrevista realizada por el periódico “El Guacho” de Belén, Juan de la Rosa manifestó que a los 4 o 5 años ya se sumergía en el agua, pero, según aseguró, no recuerda ni quién ni cómo aprendió a nadar. Lo cierto es que, desde ese momento, la natación fue y es la vida de nuestro personaje del mes.

Belén fue el terreno fértil; la piscina, la semilla; el Ojo de Agua, la herramienta; y las medallas, los atletas y las victorias fueron los frutos que cosechó Juan de la Rosa.

De la Rosa nace un 12 de enero dejando este mundo a los 64 años donde más de la mitad de su vida la dedicó a la preparación en natación de alto rendimiento, tanto fuera como dentro del país.

Nació a pocos metros del Ojo de Agua, lugar donde tuvo su primer trabajo como asistente de salvavidas.

Esa ocupación le ayudó a Juan de la Rosa a estudiar. Se graduó en educación física en la Universidad de Costa Rica. Viajó a Japón, gracias a una beca, para especializarse en natación de alto rendimiento y también en administración de escuelas deportivas.

En 1976 inició su etapa como formador de atletas, luego de fundar la Escuela de Natación Ojo de Agua.

Años después, se metió de lleno en la construcción de las instalaciones deportivas belemitas, lo que hoy es el Polideportivo, junto con Ángel Zamora y otros dirigentes, pusieron todo su empeño para concretar el anhelo de contar con una piscina.

Primera medalla

Entre el largo recorrido de este nadador, destaca su participación en los I Juegos Nacional en Palmares. Contó que para entonces no se terminó a tiempo la piscina. Fue durante los II Juegos Nacionales de Turrialba, donde ganó en 100 metros combinados, lo que le significaba a Belén obtener su primera medalla en un deporte individual.

Desde 1976 y hasta 1983, Juan de la Rosa fungió como nadador y, a la vez, entrenador en nuestro cantón. “En aquellas épocas todas las escuelas públicas de Belén venían a las piscinas y así muchos aprendieron a nadar”, rememoró.

Hoy este apasionado del deporte, entrenador nacional de natación, nos deja con 39 años de entrenar en alto nivel competitivo. Donde hace dos años atrás regresó de Guatemala, país a donde se fue el máximo entrenador en natación.

CRÉDITOS; DATOS TOMADO DEL PERIODICO DE BELEN “EL GUACHO”