Mundial de Rallies tres por el título

Foto tomada de diariomotor.com

AFP

El Mundial de Rallies (WRC) hace escala de jueves a domingo en Gales, donde se disputa el Rally de Gran Bretaña, con una pelea de tres por el título, después de que el estonio Ott Tänak (Toyota) se haya impuesto en las últimas tres pruebas del campeonato.

Si la primera parte de la temporada del WRC fue un duelo entre el quíntuple campeón del mundo francés Sébastien Ogier (M-Sport Ford) y el subcampeón de 2013, 2016 y 2017, el belga Thierry Neuville (Hyundai), las últimas victorias de Tänak le han metido de lleno en la lucha por la corona cuando quedan tres pruebas para el final.

El piloto báltico, que cumplirá 31 años el 15 de octubre, ha sumado 87 puntos de 90 posibles desde el reinicio del campeonato tras la tregua estival y está a solo 13 del líder del campeonato, Neuville, y supera en 10 a Ogier.

“Todo es posible aún en el campeonato y tengo un buen presentimiento en cuanto a mis chances en Gran Bretaña”, ha advertido el piloto que llegó a Toyota al comienzo de temporada.

Su confianza está basada en que desde 2016, en plena tiranía de Ogier con Volkswagen, ningún piloto había enlazado tres victorias consecutivas.

El doblete de Toyota en Turquía, a mediados de septiembre, unido a los abandonos de sus principales rivales, ha catapultado a la marca japonesa a la primera posición de la clasificación de constructores, con cinco puntos de ventaja sobre Hyundai.

“Vamos al máximo a por este título y las chances de Ott son ahora grandes en el (título) de pilotos”, señala el ‘team principal’ Tommi Mäkinen.

– Hyundai nunca ganó en Gales –

“Tras la decepción turca, la pelea por el campeonato es más intensa que nunca”, dijo por su parte Neuville, que subió al podio en las dos últimas ediciones de Gran Bretaña (3º en 2016 y 2º en 2017) y que espera mantener la racha, aunque Hyundai nunca haya ganado en Gales.

Ogier, que fue campeón del mundo al término de la prueba británica el año pasado y que regresará la próxima temporada a Citroën, la marca con la que debutó, coincide con el belga: “La lucha por el título no podría estar más apretada”.

“Pero el equipo puede estar tranquilo que daremos lo mejor para hacer el mejor resultado posible y mantener las esperanzas en el campeonato”, añadió el francés, ganador en cuatro ocasiones en Gran Bretaña (de 2013 a 2016).

La prueba se correrá alrededor de Deeside, en el norte de Gales, esencialmente en rápidas carreteras de tierra, con 23 tramos especiales y un total de 318,34 km cronometrados.

La carrera comenzará el jueves por la noche con una corta especial y continuará el viernes con otros ocho tramos cronometrados, entre ellos los más largos de la prueba (ES3 y ES8 con 29,13 km).

El sábado se disputarán otros nueve tramos con un total de 150 km cronometrados sin asistencia mecánica a media jornada y el domingo se decidirá el rally con las últimas cinco especiales.

La Power Stage, el tramo que otorga puntos suplementarios a los cinco primeros clasificados, no será la última en disputarse como suele ser habitual, sino la segunda del último día.