Ministro pide a diputados que no abandonen a los atletas en este momento

San José. El ministro del Deporte, Hernán Solano Venegas, advirtió que cerca de ₡4 mil millones le serán recortados al Instituto Costarricense del Deporte (ICODER) en su presupuesto 2021, de aprobarse una moción que se discute en la Comisión de Hacendarios de la Asamblea Legislativa.

El jerarca advirtió que esta decisión afectaría sin duda a las comunidades, a atletas, infraestructura deportiva, entre otros programas impulsados por la institución. “Son más de 20.000 muchachas y muchachos que escogieron el deporte y no las drogas, tampoco escucharon el camino de la criminalización”, expresó el ministro Solano Venegas.

“Nosotros tenemos que apostarle al deporte y a la cultura”, manifestó el jerarca al tiempo que detalló que se pone en riesgo la construcción de la pista atlética de Liberia, de las piscinas olímpicas en San Ramón y Esparza, la cancha sintética de Palmares y la iluminación del Estadio Santa Cruz.

“Pone en peligro también las transferencias que tengamos que hacer y hacemos a las federaciones deportivas nacionales que trabajan por nuestros atletas pero también a las del Comité Olímpico Nacional. El 2021 será el año en que se realice los Juegos Olímpicos de Tokio, nuestros atletas deben tener todo el apoyo del país para su preparación y para sus viajes de tal forma que lleguen en la mejor condición competitiva”, indicó.

Agregó que se pretende hacer un recorte de los recursos de la ley del tabaco, que afectará de manera sensible a las personas de las comunidades rurales donde es urgente contar con espacios al servicio de la población para la práctica deportiva, recreativa y de actividad física, como una política con un enfoque inclusivo y territorial cerrando así las brechas, deuda pendiente por décadas.

Comentó que la Pandemia del Covid-19 nos ha enseñado la importancia de la práctica deportiva y de la actividad física como contención de enfermedades vinculadas a la obesidad, el sedentarismo y la salud mental. 

Entre los programas que se verían afectados de darse el recorte planteado en la Asamblea Legislativa se detalla:

Construcción de infraestructura para la práctica deportiva, recreativa y de la actividad física. Espacios deportivos que deben ser considerados esenciales para la salud de la ciudadanía y que la población ha estado esperando durante tanto tiempo:

  • La construcción de una Piscina semiolímpica en San Ramón de Alajuela y Esparza de Puntarenas.
  • Una Pista Atlética en el Estadio Edgardo Baltonado en Liberia.
  • Un terreno sintético del Estadio de Palmares de Alajuela.
  • La iluminación del Estadio Municipal de Santa Cruz. 

Transferencias. Pone en peligro la posibilidad de poder transferir recursos básicos para la operación y desarrollo de los deportes de las diferentes Federaciones Deportivas Nacionales, así como los recursos para las becas de nuestros atletas nacionales desde el ICODER. 

Programa “Escalemos en Equipo”. Que promueve el desarrollo de deportes orientados a la prevención de la criminalidad y el flagelo de las drogas en zonas costeras, fronterizas, territorios indígenas y rurales, la población meta es la niñez y la juventud en condición de vulnerabilidad, lo que  privaría de tener oportunidades que muchos otros jóvenes en condiciones más favorables tienen.

Sería imposible desarrollar el proyecto para el desarrollo del atletismo en Limón.

Recorte del programa de Juegos Nacionales. Implicaría quitarles el deporte de competencia a más de 20 mil jóvenes que participan en el programa, base esencial para el desarrollo de talentos deportivos, en momentos en que ya cuentan con la suspensión de los Juegos Deportivos Nacionales del 2020, sumado a que han estado confinados afectando sus niveles de entrenamiento y nivel competitivo. El recorte de este programa cerraría esta oportunidad única de jóvenes deportistas de todo el país.

Empleos. Afectaría la creación de empleos para todas las personas profesionales y técnicos especialistas en deportes, esencial por el momento en que se encuentra el país. 

Recorte al aporte al Comité Olímpico Nacional de Costa Rica. Destinado a la preparación y participación de atletas en los Juegos Olímpicos de Tokio (Japón) y los Juegos Centroamericanos Santa Tecla (San Salvador) a realizarse el próximo año de donde no solo se apoya a las Federaciones para las competencias internacionales preparatorias y clasificatorias, sino también un equipo multidisciplinario de apoyo a los atletas, aunado a becas deportivas para muchos jóvenes deportistas que requieren garantizar la mejor preparación y  por su condición socioeconómica se ve limitada. 

Solano Venegas coincidió en la necesidad de velar por un eficiente y eficaz uso de los recursos públicos, “pero lo que no puede suceder es que no se apoye el deporte, que no es otra cosa que apostar por un país físicamente activo y saludable. Costa Rica no le puede apostar más a las enfermedades, tenemos que caminar más hacia los espacios deportivos y menos hacia los Ebais”, dijo.

Finalmente, solicitó a los congresistas reconsiderar cualquier intención que implique no apoyar el Deporte Nacional, “pues los resultados no solo serán perjudiciales para nuestra sociedad, sino que los gastos a futuro serán superiores”.