Miembro del COI en escándalo de corrupción

AFP

El jeque Ahmed al-Fahd Al-Sabah, antiguo ministro kuwaití y miembro influyente del Comité Olímpico Internacional (COI), fue acusado en Suiza de fabricar un falso arbitraje en el marco de una operación de conspiración política, informó este sábado el diario helvético Le Temps.

Según el periódico Ahmed y otras cuatro personas fueron acusadas por el fiscal de Ginebra de haber montado un falso arbitraje en el marco de una conspiración destinada a aportar la prueba de que el antiguo primer ministro de Kuwait Nasser Mohammed al-Ahmad Al-Sabah y el antiguo presidente del Parlamento Jassem al-Khorafi eran culpables de corrupción y complot en vista a un golpe de Estado.

Dos abogados demandantes en este caso confirmaron a la AFP que Ahmed, próximo al presidente del COI, Thomas Bach, y que dirige la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales (Anoc), había sido acusado.

El fiscal de Ginebra Stephane Grodecki “depositó una acta de acusación delante del Tribunal Correccional hacia estas personas, por haber creado todas las piezas de un falso arbitraje en Suiza con el objetivo de dar crédito en Kuwait a vídeos presentados cuya autenticidad es discutible”, declaró a la AFP Catherine Hohl-Chirazi, abogada de la familia del antiguo presidente del parlamento kuwaití.

En 2014, Ahmed, miembro de la familia real de Kuwait y antiguo ministro de Energía y Economía, había afirmado tener la prueba material de que los antiguos responsables buscaban un golpe de Estado y habían malversado millones de dólares de fondos públicos.

Presentó vídeos para apoyar sus acusaciones, pero fueron juzgados improcedentes después de que los servicios de seguridad de Kuwait declararan que no eran auténticos y que habían sido falsificados.

Según Le Temps, Ahmed y sus cómplices montaron una conspiración para dar credibilidad a estos vídeos. Cedieron los derechos de difusión de los mismos a una firma ficticia, la sociedad estadounidense Trekell, presentada como especializada en el petróleo.

“Hicimos investigaciones y descubrimos que la sociedad no existía y que no tenía ninguna estructura”, declaró a la AFP Pascal Maurer, abogado del antiguo primer ministro.

El ‘caso Ahmed’ será juzgado en un tribunal de Ginebra en 2019.