Masters 1000 de Miami, donde se encuentran en la tercera ronda

AFP

El suizo Roger Federer, el argentino Leonardo Mayer y el español David Ferrer caminan firmes este año en el Masters 1000 de Miami, donde se encuentran en la tercera ronda, mientras que la juvenil canadiense Bianca Andreescu continuá su fiesta instalada en los octavos de final.

Federer, ganador tres veces del torneo miamense (2005, 2006, 2017), visita la Capital del Sol por decimoctava vez. En la pasada edición, el suizo se fue en la segunda ronda, pero sus intenciones este año son llevarse su cuarto título a casa.

El ‘FedEx’, el hombre de los 20 títulos de Grand Slam y 23 de Masters 1000, aunque ganó el sábado con apuros, sigue siendo uno de los máximos favorito a la corona miamense.

Federer sometió la víspera al moldavo Radu Albot, quien vendió cara su derrota con parciales de 4-6, 7-5, 6-3. Solo la experiencia salvó a Federer de una debacle.

– Mayer, rompe pronóstico –

Mayer, uno de los dos albicelestes que quedan luchando en el torneo -el otro es Federico Delbonis-, es el cuarto mejor clasificado de su país entre los 100 primeros del ranking, en el puesto 62.

Esta es su séptima visita a Miami, donde ya igualó su mejor actuación del 2015 al llegar a la tercera ronda, donde se medirá con el griego Stefanos Tsitsipas, octavo sembrado.

El camino de Mayer hasta ahora fue complicado solamente cuando en la etapa previa enfrentó a su compatriota Guido Pella (N.26), al que venció con cierta facilidad con parciales de 6-2, 6-4.

Mayer, que sigue debajo en el tope personal con Pella 3-2, fue cuartofinalista este año dos veces en Aukland y Sao Paulo.

– Ferrer sigue aferrado –

David Ferrer, convertido en el buque insignia de la Armada Española por carácter y veteranía en sustitución del astro Rafael Nadal -ausente por lesión-, luce a sus 36 años como el buen vino.

Ferrer, en su visita número 17 al torneo miamense, con una final en el 2013 cuando cayó con las botas puestas ante el británico Andy Murray, se ha presentado como en sus buenos tiempos cuando estuvo clasificado en el Top 5.

El de Javea se impuso en primera al peligroso local Sam Querrey con falicidad (6-3, 6-2) y el sábado al favorito alemán Alexander Zverev, segundo sembrado, en tres peleados sets de 2-6, 7-5, 6-3.

Su experiencia en las canchas le sirvió para matar a un gigante como el germano, que cayó en la final de este evento el año pasado ante John Isner, campeón defensor.

– Andreescu sigue la fiesta –

Por su parte, la juvenil canadiense Andreescu, toda una sensación en las canchas, que se apoderó del título de Indian Wells recientemente, continúa dictando cátedra con su arrollador juego.

Instalada en los octavos de final en el torneo Premier para la WTA, despachó el sábado a la alemana Angelique Kerber, octava favorita, a la que le encajó su segunda derrota luego del evento en el desierto californiano.

Después de su primera victoria en el torneo de Miami, donde tuvo que luchar a brazo partido contra la rumana Irina Camelia Begu en tres parciales con un tie-break incluido, la canadiense transitó fácil la segunda ronda ante la local Sofía Kenin (N.32).

Pero su enfrentamiento con Kerber pudo cambiarlo todo ya que recibió en el octavo game del primer set tratamiento médico en su hombro derecho.

Finalmente se recuperó y dio cuenta de la alemana en tres parciales con marcadores de 6-4, 4-6, 6-1 y ahora va contra otro hueso duro de roer contra la estoniana Anett Kontaveit (N.21).