Massey vivió el día más dificil en el Dakar

 

 

 

 

El piloto costarricense Christian Massey se aferra a su sueño de culminar el Rally Dakar y logra culminar su octava etapa.

En medio de un titánico esfuerzo, el tico superó la etapa especial más larga hasta el momento del Dakar, en terrenos de mucha altitud y con lluvia. La octava etapa era parte de la prueba llamada “maratón”. Es decir el cuadra de Massey no recibió servicio mecánico al finalizar la sétima etapa.

Ya en medio de la octava etapa el cuadraciclo tuvo un problema con una manguera.

EMPUJANDO EL CUADRA

“Tuve que empujar el cuadra por las dunas, durante 4 kilómetros. Logré encontrar unos espectdores y me ayudaron a tratar de solucionar el problema para continuar”, explicó Massey, quien logró continuar, pero los problemas con la manguera no tardaron en aparecer.

Su compañero de equipo Nicolás Robledo, al percatarse que Christian no venía regresó a buscarlo y entre los dos comenzaron a avanzar. “Teníamos que detenernos a cada rato porque el cuadra se calentaba. Estábamos a 4000 metros de altura y el frío era insoportable, mientras esperábamos que el cuadra se enfriara”, expresó Massey.

LARGA Y DURA ETAPA

“Con cerca de 500 km de especial, los competidores se han enfrentado a una de las etapas más largas del Dakar 2018 y, por lo tanto, a una de las más difíciles. Además, el clima lluvioso en el Altiplano boliviano no ha facilitado nada las cosas y los pasos a más de 4 800 metros de altitud han templado el temperamento de más de uno. Al cansancio de los pilotos cabe añadir el desgaste de los vehículos, que no han podido contar con las atenciones de la asistencia antes de tomar la salida en esta segunda mitad de la etapa maratón”, reseña el sitio web del Dakar.

Los compañeros de equipo lograron llegar a la meta a eso de los dos de la mañana de este lunes. Allí repararon el cuadraciclo de Christian y se desplazaron hacia Salta en Argentina por un tramo de 400 kilómetros. La etapa de este lunes entre Tupiza y Salta fue cancelada por la organización debido a condiciones climatológicas.

Esto le permitirá a Massey descansar para continuar con su intento por convertirse en el primer tico en culminar un rally Dakar. La siguiente etapa, la número 10 de 14  será entre Salta y Belén en Argentina, adentrándose en terrenos agrestes que son conocidos ya por el representante de Costa Rica.

Colaboración Ivania Mesa

Periodista Novum comunicación