Más de 3600 niños y jóvenes participaron en las Escuelas Integrales del ICODER y PANI

Un total de 3.599 personas menores entre los 6 y 17 años de edad de 65 comunidades del país en zonas rurales, territorios indígenas y sitios vulnerables se formaron el año anterior en distintas disciplinas deportivas gracias al programa “Escuelas Integrales de Iniciación Deportiva”.

Se trata de una iniciativa del Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) en cooperación con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) y catorce entidades deportivas, que busca crear una plataforma de desarrollo deportivo a fin de brindar la posibilidad a menores de edad de zonas lejanas de conocer, aprender y practicar variedad de actividades recreativas.

La inversión total del proyecto durante el año fue de ₡655 millones de los cuales el PANI aportó ₡487 millones y el ICODER ₡157 millones, en tanto las entidades deportivas participantes contribuyeron con especialistas para dar la capacitación en las diferentes disciplinas.

El ministro del Deporte, Hernán Solano Venegas, indicó que el propósito de este proyecto es promover el ingreso y la permanencia de menores de edad a la práctica deportiva como medio para su desarrollo integral en regiones donde existe una marcada exclusión, alejándolos a su vez de ambientes de violencia y drogadicción, generando factores de protección.

“Las oportunidades para la práctica deportiva de niños, niñas, jóvenes y la población en general en las zonas rurales o comunidades indígenas son limitadas o inexistentes. Hay una gran inequidad y debemos cerrar esas brechas”.

Agregó que, a lo largo del programa se busca incentivar la participación de los atletas en programas sistemáticos como lo son juegos estudiantiles, nacionales, procesos de selecciones y ligas nacionales que desarrollan las federaciones.

Entre las disciplinas ofrecidas por el programa están ajedrez, atletismo, baloncesto, balonmano, paradeportes (para atletas con discapacidad), rugby, taekwondo, tenis de campo, tenis de mesa, voleibol, patinaje y deportes afines, fútbol femenino, futsal, porrismo (Cheer and dance).

En total los jóvenes participaron de 8 entrenamientos semanales (4 horas por sesión) en las que se les orientó sobre su derecho al acceso y a la práctica de diversas actividades deportivas y recreativas.

El ministro Solano informó que la proyección para este 2020 es continuar con el proyecto en el que los “muchachos durante el año anterior han constituido el deporte como un aliado para ganarle la lucha diaria a una situación especial de salud”.

“Celebramos que el PANI y las entidades deportivas se unan al ICODER en la propuesta de promover la actividad física y la práctica del deporte en zonas que requieren todo el apoyo para avanzar hacia una sociedad más justa”, concluyó el titular del Deporte.

Entre algunos de los Distritos Prioritarios definidos por el Consejo de Seguridad Humana, donde se desarrolló el programa destacan: Batán, Sixaola, Cahuita, La Rita de Pococí, Parrita, Buenos Aires de Puntarenas, Chacarita, Barranca, Jaco, Los Chiles, Liberia, Siquirres, Limón, entre otros.

Colaboración Fabián Marrero

Prensa Casa Presidencial