Los Lakers de LeBrone no hayan ritmo

AFP LeBron James falló dos tiros libres y la canasta decisiva en la prórroga y los Lakers siguen sin conocer la victoria esta temporada en la NBA mientras los Toronto Raptors firmaron su cuarto triunfo al hilo y demostraron, una jornada más, por qué son uno de los favoritos en la Conferencia Este.

Los angelinos, luego de perder en su estreno ante Portland y de sucumbir también el sábado ante los Rockets, forzaron el tiempo extra pero no fueron capaces de firmar su primera alegría esta campaña al caer 142-143 ante los San Antonio Spurs del español Pau Gasol (9).

Los locales, con un Staples Center deseoso de ver a los suyos ganar en casa, llegaron a perder por 17 al principio, con un James errático y unos visitantes encendidos pero, poco a poco, gracias a Kyle Kuzma (37) y a Josh Hart (20), volvieron a meterse en el encuentro y se pusieron por delante en el último periodo.

Sin embargo, los texanos estiraron de nuevo el resultado con un magistral DeMar DeRozan (32 y 14 asistencias) y LaMarcus Aldridge (37 y 10 rebotes) y parecieron sentenciar el choque 128-120 a falta de 70 segundos para la definición.

Pero el “Rey” es rey por algo. LeBron quería su primer triunfo y, a falta de dos segundos para el final, llevó el partido a la prórroga con un triple lejano.

Ahí, los californianos llegaron a liderar por seis, el público ya cantaba la victoria pero, unos instantes de relajación, dos tiros libres fallados por James y una canasta del australiano Patty Mills dejaron a los de casa con el sinsabor del tercer tropiezo seguido.

LeBron tuvo el triunfo en sus manos pero, a pesar de terminar con 32 puntos, 14 asistencias y ocho rebotes, dejó la pista una jornada más con una derrota. Y van tres en tres encuentros con la casaca púrpura y oro.

– Dinosaurios voraces –

Por otro lado, en Toronto, unos Raptors liderados una jornada más por su alero estrella Kawhi Leonard pasaron por encima 127-106 de los Hornets del recientemente nombrado Jugador de la Semana en la competición Kemba Walker.

Leonard finalizó el partido con 22 puntos (9/14) en 30 minutos de encuentro, pudiendo descansar en los compases finales con todo resuelto, y estuvo bien acompañado por el pívot congoleño nacionalizado español Serge Ibaka, que terminó con 15 y ocho rebotes.

“Aún no está (al nivel) al que estaba pero se han visto destellos”, apuntó sobre Kawhi su compañero Danny Green, quien brilló con 16 puntos.

Además, el base Kyle Lowry firmó otros 16 y el pívot lituano Jonas Valanciunas 17 saliendo desde la banca.

“Es un equipo que anota mucho y que tiene libertad para tirar. Les pedimos (a nuestros jugadores) que salieran ahí afuera e impidieran que encontraran su ritmo y creo que hicimos un buen trabajo”, apuntó el técnico de Toronto, Nick Nurse, tras la contienda.

GETTY/AFP/Archivos / Vaughn RidleyEl jugador de Toronto Raptors Kawhi Leonard en un partido contra los Cleveland Cavaliers el 17 de octubre de 2018 en Toronto, Canadá

Por los visitantes, Walker fue el mejor de los suyos un día más con 26 tantos y el español Willy Hernangómez selló 11 en 17 minutos como suplente.

Toronto materializa así un comienzo de temporada inmaculado con cuatro triunfos en cuatro encuentros.

– Redención –

Por su parte, los vigentes campeones, los Golden State Warriors, se redimieron un día después de caer 98-100 en Denver pulverizando 123-103 a los Phoenix Suns a pesar de los 28 puntos de Devin Booker.

Stephen Curry se exhibió de nuevo (29) y Kevin Durant hizo de perfecto escudero (22) para que los de Oakland se reencontraran con un triunfo luego de dejar dudas el domingo.

Mientras, en Boston, los Celtics sucumbieron sorprendentemente 90-93 ante los Orlando Magic, dejando su récord en 2-2.

En una discreta velada de Jayson Tatum (7 puntos, 3/12) y de Jaylen Brown (5, 2/9), los 15 tantos del dominicano Al Horford y los 22 de Kyrie Irving fueron insuficientes ante el juego coral de los de Florida, con sus cinco titulares superando la decena de puntos.