LeBron y Rose, en choque inaugural en la NBA

David Richard USA-TODAY

Los astros LeBron James y Derrick Rose están sanos y listos para enfrentarse hoy en el debut de sus respectivos equipos en la temporada 2015-2016 de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA).

Los Cleveland Cavaliers del “King” James chocarán contra los Chicago Bulls de un Rose azotado por las lesiones en las últimas tres temporadas, pero que parece sano para esta, o al menos la asumirá sin restricción de minutos.

James se sometió el pasado 13 de octubre a un tratamiento anti-inflamatorio para aliviar dolores lumbares, y la respuesta ha sido positiva: el pasado domingo entrenó a tiempo completo y este martes afirmó sentirse bien.

“Estoy listo”, comentó escuetamente el cuatro veces Jugador Más Valioso y dos veces campeón de la liga, con 30 años y 13 esculpiendo su leyenda como posible heredero de Michael Jordan en la NBA.

Aún así, el coach David Blatt adelantó que esta temporada recortará los minutos de James en cancha, buscando que llegue fresco y sin lesiones a la postemporada, pues el año pasado tuvo que cargar con el equipo en las Finales.

Por lo pronto, los subcampeones debutarán sin su base estrella, Kyrie Irving, que aún se recupera de una operación de rodilla, aunque ya cuentan con el alero Kevin Love, recuperado de su hombro dislocado en los pasados play-offs.

A su vez, Derrick Rose se recupera de una operación para repararle una fractura facial que sufrió el primer día de prácticas, apenas dos años después de vivir las pesadillas de sus rodillas rotas, que casi le cuestan la carrera. Su nuevo entrenador, Fred Hoiberg, aseguró que el otrora Jugador Más Valioso no tendrá restricciones en sus minutos contra Cleveland esta noche, un incentivo extra para un base sumamente explosivo y talentoso, cuyo único rival es… su salud.

Junto a estrellas consolidadas y emergentes, como Pau Gasol y Jimmy Butler, los Bulls aspiran a recuperar una corona esquiva desde los tiempos en que reinaba Jordan en la Ciudad de los Vientos y en todo el planeta NBA.

Rose insiste en que está listo, pero ha usado una máscara de protección y todavía ve borroso y a veces doble del ojo izquierdo, debido a una inflamación que ya cede.