Landa se queja del humo de las bengalas

AFP

El ciclista vasco Mikel Landa (Movistar), quinto el jueves en la etapa de Alpe D’Huez y séptimo en la general del Tour de Francia, se quejó este viernes de la bengalas que encienden algunos espectadores.

“La gente nunca me ha molestado. En cambio las bengalas despiden un humo que te entra en la garganta. Más que cegarte te entra en la garganta y es incómodo”, afirmó.

Las bengalas y la actitud de algunos espectadores, que empujaron a Chris Froome y provocaron el abandono de Vincenzo Nibali, fueron criticados este viernes por los organizadores del Tour.

“Lo de Nibali fue una faena”, afirmó Landa.

El ciclista vasco, de 28 años, prefiere ser optimista pese a la demostración del equipo Sky, con Gareint Thomas líder y Chris Froome segundo a 1:39, mientras que el ciclista español está a 3:13 del líder galés.

“Entrar el primero en la curva, aún estando mal de la espalda y no haber estado tan lejos de ellos me da motivos para seguir intentándolo”, señaló.

En Alpe D’Huez, Landa, que se queja de molestias en la espalda, llegó en cabeza a la última curva, antes de ser superado por los favoritos.

Landa se hizo daño en la espalda en la etapa del domingo, de pavés, con final en Roubaix, tras una caída.

“Tengo la espalda dolorida todavía después de la paliza de Alpe D’Huez. Me estoy tratando con un osteópata”, dijo.

El sábado continúa la montaña, con llegada en Mende, en el Macizo Central.

“Habrá que estar ahí por si alguno de los favoritos está un poco peor y aprovecharlo”, explicó.

Landa cree que la etapa del miércoles, de 65 km, con llegada al Col de Portet, de categoría especial, puede ser decisiva.

“Esta etapa tiene puertos muy duros. El último es casi como Alpe d’Huez. Va a ser una etapa complicada”, concluyó.