Jugadores regresaron luego del escándalo en China

LOS ANGELES, CA - NOVEMBER 01: UCLA guard LiAngelo Ball (15) looks on during an college exhibition basketball game between the Cal State Los Angeles and the UCLA Bruins on November 1, 2017, at Pauley Pavilion in Los Angeles, CA. (Photo by Brian Rothmuller/Icon Sportswire via Getty Images) CHARLOTTESVILLE, VA - JUNE 19: Cody Riley #72 in blue poses for a portrait during the National Basketball Players Association Top 100 Camp on June 19, 2014 at John Paul Jones Arena in Charlottesville, Virginia. (Photo by Kelly Kline/Getty Images) Jalen Hill of Team USA during Adidas Eurocamp Day One at La Ghirada sports center on June 10, 2016 in Treviso, Italy. Credit: Roberto Serra/Iguana Press/Getty

AFP

Tres jugadores de básquetbol universitario de EEUU arrestados en China por hurto regresaron a su país el martes, después de que el presidente Donald Trump intercediera por ellos, informó la prensa local.

Los jugadores de UCLA LiAngelo Ball -hermano menor del novato estrella de Los Angeles Lakers Lonzo Ball-, Cody Riley y Jalen Hill aterrizaron el martes en el aeropuerto de Los Ángeles, el cual abandonaron rápidamente, según el diario Los Angeles Times.

Horas antes, el comisionado de la liga Pacific-12, Larry Scott, dijo en un comunicado que los deportistas viajaban en un avión rumbo a esa ciudad.

“El asunto ha sido resuelto a satisfacción de las autoridades chinas” y el trío pudo salir de Hangzhou, donde fueron detenidos hace una semana, dijo. “Estamos complacidos de que estos jóvenes hayan podido regresar a casa, a sus familias y su universidad”, dijo Scott.

Trump dijo que le pidió personalmente al presidente chino, Xi Jinping, que interviniera en favor de los tres jugadores durante su visita de Estado de dos días a Pekín la semana pasada.

En su comunicado, Scott agradeció a Trump y al Departamento de Estado por su ayuda para resolver el caso.

Ball, Riley y Hill fueron arrestados en Hangzhou antes de un partido contra Georgia Tech que iba a tener lugar en Shanghai. Según ESPN, fueron detenidos como sospechosos de haber robado en una tienda Louis Vuitton y luego liberados bajo fianza, pero se les ordenó permanecer en Hangzhou.