Juan Carlos Rojas y Vladimir Fernández electrizaron la cuarta etapa de la Vuelta

Foto: Socrates Colindres.

Una etapa vibrante en el ascenso a Esparza y el Alto de Santiago con un cierre intenso en Alajuela, trecientos metros finales llenos de emoción, dignos de repasar una y otra vez sin importar que tan amante seas del ciclismo, pues como decían algunos pedalistas antes de la salida en Nicoya: “¡Hoy empieza la verdera fiesta!”.

La cuarta largada de la edición 53 de la Vuelta a Costa Rica fue para Vladimir Fernández (Scott TeleUno) con un tiempo de 5:09:53.  Pero el mayor beneficiado del día fue el mexicano Efrén Santos (Canel’s Specialized) quién recuperó el liderato general con un acumulado de 15:24:42.

El “Rey” Juan Carlos Rojas (Extralum Frijoles Los Tierniticos) tuvo mención especial en los 193,9 kilómetros de trayecto. Sacó a relucir su “doctorado” en los ascensos de la Vuelta Internacional a Costa Rica, impartió cátedra a sus alumnos, algunos en el papel se veían “respondones” pero en carretera no le aguantaron el paso cuando de escalar se trató.

No tardó en iniciar el ascenso hacia Esparza, cuando Juan Carlos junto con su hermano César (Extralum Los Tierníticos), Román Villalobos (Nestle-7C-CBZ-Giant) y el colombiano Aristóbulo Cala (Bicicletas Strongman) decidieron ir tras el grupo de los siete punteros.

Foto: Socrates Colindres.

Había transcurrido 120 kilómetros del total del trayecto y la distancia por recortar era de 3:20  cuando empezó la primera cacería real del día, que en un abrir y cerrar de ojos hizo que la ventaja pasara de minutos a segundos, pues el ritmo de los hermanos Rojas y Román Villalobos era demoledor.

El tridente asumió la punta de la competencia con el premio de montaña del Alto de Santiago (primera categoría) a la vista, esto lo tenía muy claro el “Rey”, quien le dijo adiós a su hermano y a Villalobos, además de otros pedalistas que veían con cierta esperanza de alcanzarlo en la montaña, pero a todos les fue imposible.

A partir de este momento el espectáculo de su “majestad” inició, quería dejar claro que es el mejor escalador de los 92 ciclistas que sobreviven luego de cuatro largadas disputadas. Poco le importó que entre sus perseguidores viniera el actual campeón de la Vuelta (César Rojas) o el monarca de Colombia (Aristóbulo Cala), él quería demostrar una vez más su grandeza e intentar añadir a su palmarés la victoria número 21 en su historial en esta competencia.

Mientras esto sucedía la angustia para Paulo Vargas, Melvin Mora y William Múñoz se duplicaba pues no solo padecían en el ascenso muchos kilómetros atrás sino que veían como la anhelada camiseta amarilla pasaba a otras manos.

El lote perseguidor del “Rey” no se rendía pese a que estaban a más de dos minutos atrás,  decidieron  hacer el último esfuerzo: los nacionales Joseph Chavarría, Isaac Morera, Vladimir Fernández, Román Villalobos y el mexicano Efrén Santos aún tenían piernas y no lo pensaron dos veces para lanzarse en una nueva cacería.

Vladimir Fernández del Scott TeleUno fue quién hizo el último intento en los tres kilómetros finales, quería protagonismo, medir sus fuerzas con el “Rey”, asustar al monarca y decirle “¡yo también puedo!”.

La actitud y coraje de Fernández le permitieron sentenciar la etapa y rebasar a Rojas en los trecientos metros finales donde sin importar el desgaste apostó por dejarse la etapa y lo logró. A Efrén Santos también le valió la pena el esfuerzo y logró recuperar la camiseta amarilla del giro a la tica.

Foto: Socrates Colindres.

Clasificación de la etapa:

  1. Vladimir Fernández 5:09:53
  2. Juan Carlos Rojas a 23 segundos
  3. César Rojas a 33 segundos
  4. Wálter Pedraza a 35 segundos.
  5. Isaac Morera a 35 segundos

Clasificación general

  1. Efrén Santos 15:24:42
  2. Isaac Morera a 1:38
  3. César Rojas a 2:27
  4. Wálter Pedraza a 2:27
  5. Román Villalobos a 2:29