Indios de Cleveland en busca del boleto para la “Serie”

El mítico Jefe Wahoo salio de la vestimenta principal del equipo de Cleveland. Foto tomada de http://www.cleveland.com/

patrocinadores

Agencia PL

Los Indios de Cleveland buscan hoy con su as Corey Kluber en el montículo un cuarto triunfo en fila ante los Azulejos de Toronto que lleve a La Tribu a su primera Serie Mundial en casi 20 años.

El sorprendente equipo de Ohio no solo intenta conseguir el boleto como visitante en el Rogers Centre, sino que aspira a hacerlo de manera invicta en la postemporada, tras barrer a los Media Rojas de Boston en una de las series divisionales de la Liga Americana.

Afectado por algunas lesiones y sin grandes superestrellas en su nómina, los Indios han contado en la Serie de Campeonato con un gran pitcheo, capaz de dejar en tres carreras a los Azulejos en los tres primeros partidos, pese a bateadores ilustres en la novena rival, como los dominicanos Edwin Encarnación y José Bautista y los estadounidenses Josh Donaldson y Troy Tulowitzki.

De excelente merece calificarse la actuación de los relevistas Andrew Miller y Cody Allen, quienes han visto acción en cinco de los seis juegos, y acumulan 15 capítulos y dos tercios sin carreras permitidas, 30 ponches propinados (20 del zurdo Miller) y cinco rescates (cuatro de Allen).

Kluber tiene hasta ahora actuación perfecta en los playoffs 2016, con dos triunfos en par de salidas y efectividad de 0.00, con 13 retirados por la vía de los strikes en 13 innings y un tercio.

El estelar derecho de 30 años, nativo de Alabama, ya venció a Toronto 2-0 en el duelo inaugural de la Serie de Campeonato, el pasado viernes en el Progressive Field de Cleveland.

Tampoco La Tribu ha sido muy productiva al bate, y sus sonrisas llegaron gracias a los maderos del joven torpedero boricua Francisco Lindor, del inicialista Mike Napoli y del camarero Jason Kipnis.

Lindor decidió el primer choque con jonrón de dos carreras y el segundo con un imparable a la pradera central, mientras Napoli pegó doble y vuelacercas ayer empujando a dos compañeros y Kipnis despachó la pelota más allá de las cercas para decidir el encuentro.

Por los anfitriones, que la víspera recibieron el apoyo de la mayoría de los casi 50 mil fanáticos presentes en el Rogers Centre, sube al montículo el diestro de 24 años Aaron Sánchez (15-2 en el torneo regular, pero con una mala apertura en esta postemporada).

Sánchez espera dominar a los Indios con sus rectas sinker, que promediaron 94,6 millas por hora en la campaña, la octava más rápida entre los abridores de Las Mayores.

Para Toronto el choque es de vida o muerte, en su empeño en no volver a perder en la Serie de Campeonato de la Liga Americana, instancia en la cual cedieron el año pasado frente a los Reales de Kansas City, a la postre campeones de la Serie Mundial.

Tanto Indios como Azulejos tienen dos títulos en sus vitrinas, La Tribu en 1920 y 1948, y los canadienses en 1992 y 1993.

El ganador del duelo enfrentará en el Clásico de Otoño al monarca de la Liga Nacional, galardón disputado por los Cachorros de Chicago y los Dodgers de Los Ángeles, que esta noche celebran su tercer partido, y marchan empatados.