Halterofilia bajo vigilancia y el boxeo en la mira del COI

dav

AFP

El Comité Olímpico Internacional (COI) decidió el miércoles dejar a la Federación Internacional de Halterofilia bajo vigilancia y pidió cuentas sobre su situación económica y de gobierno a la Federación Internacional de Boxeo, cuyo presidente ha dimitido.

En junio, el COI, ante el número alarmante de casos de dopaje en la halterofilia, especialmente en los reanálisis de las muestras de los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012, había puesto a ese deporte bajo vigilancia especial, solicitando a su Federación Internacional (IWF) que suministrara “antes del final de 2017” propuestas para luchar contra el dopaje.

“Habíamos puesto el lugar de la halterofilia en los Juegos Olímpicos de 2024 bajo condiciones”, recordó el presidente del COI, Thomas Bach, que reafirmó que ese deporte tiene su sitio asegurado en el programa olímpico de 2020.

El COI “recibió un informe de la IWF que presnta un plan destinado a mejorar la situación. Tomamos nota de ese plan, pero el lugar de ese deporte en el programa de los Juegos de 2024 sigue sin cambios: está sometido al respeto de ciertas condiciones”, añadió Bach.

Sobre la Federación Internacional de Boxeo (AIBA), en la que el presidente taiwanés Ching-Kuo Wu fue obligado a dimitir por su comité ejecutivo, que le reprocha una mala gestión, Bach comunicó las “grandes preocupaciones del COI sobre la situación” de la AIBA.

“Hay cuestiones de gobierno y también el hecho de que los informes financieros no fueron totalmente transparentes”, añadió Bach, que “ha pedido a la AIBA un informe completo para finales de enero