Gran cierre de temporada de Gurriel

AFP

El toletero cubano Yuli Gurriel, de los campeones Astros de Houston y en apenas su segundo año en las Grandes Ligas, terminó la penúltima semana de la temporada regular del 2018 con un desborde total en la ofensiva.

Como el año pasado, cuando los Astros se coronaron en la Serie Mundial frente a los Dodgers de Los Angeles, Gurriel volvió a ser un factor importante en la actuación del equipo texano, que ya logró un puesto en los playoffs y está a punto de titularse en la División Oeste de la Liga Americana.

Gurriel terminó la semana segundo entre los bateadores latinoamericanos con un elevado promedio de .461 (12 hits en 26) con tres jonrones y 10 impulsadas, para comandar junto a su hermano (Lourdes, Toronto) y el boricua Javier Báez (Cachorros) el segundo casillero y en solitario las empujadas.

– Otro Gurriel también brilla –

Lourdes, el más pequeño de los Gurriel, el dominicano Robinson Canó (Marineros) y el boricua Yadier Molina (Cardenales) también sobresalieron con el madero en la mano en ese trayecto.

El pequeño Gurriel fue cuarto entre los jugadores de la región con un promedio de .392 con tres bambinazos y siete empujadas; Canó lideró a los latinos con .618 de average (promedio), un vuelacercas y siete remolcadas y Molina .260 con dos vuelabardas y ocho fletadas.

Los Azulejos de Gurriel y los Marineros de Canó ya están descartados de los playoffs, pero los Cardenales de Molina siguen peleando un puesto en la postemporada.

Báez, de los Cachorros, y el dominicano Manny Machado, de los Dodgers de Los Angeles, también tienen de lleno a sus respectivos equipos luchando un puesto en los playoffs al comandar las Divisiones Central y Oeste, respectivamente, en la Liga Nacional.

El boricua concluyó el trayecto con .300 de promedio, tres cuadrangulares y siete impulsadas, mientras que Machado lo hizo para .291 con dos bambinazos y siete empujadas.

El de origen mexicano Anthony Rendón (Nacionales), el dominicano Adrián Beltré (Rangers) y el venezolano Freddy Galvis (Padres) también sobresalieron en ese tramo con el madero en la mano.

El promedio de Rendón fue de .368 con un batazo de cuatro esquinas y seis impulsadas, el de Beltré .263 con dos jonrones y seis empujadas y Galvis .454 con dos vuelacercas y cinco hombres guiados para la goma.

– El pitcheo también brilló –

El cubano Gío González, de los Cerveceros de Milwaukee, los dominicanos José Ureña (Marlins), Reynaldo López (Medias Blancas) y Luis Severino (Yankees) y el venezolano Antonio Senzatela (Rockies) también brillaron en el pitcheo por los latinoamericanos.

González (9-11) le vino muy bien como refuerzo a los Cerveceros, que tienen asegurado por ahora el primer boleto de comodín en la Liga Nacional.

El cubano doblegó a los Rojos con seis sólidos capítulos en blanco, en los que esparció solamente dos imparables.

Ureña (8-12) superó también a los Rojos con cinco y dos tercios de episodios sin carreras con tres imparables solamente.

Su compatriota López (7-9) lo hizo sobre los Cachorros con siete buenos capítulos, en los que soportó una solitaria carrera y cinco imparables con ocho ponches.

Severino (18-8), uno de los responsables de que los Yankees aseguraron ya un puesto en la postemporada, sometió a sus archirrivales Medias Rojas de Boston con siete buenos episodios, en los que diseminó seis hits y una anotación.

En tanto, Senzatela (6-6) superó a los Diamondbacks en siete capítulos, con tres indiscutibles y una carrera