Fondista rompe relación con su entrenador

Britain's Mo Farah crosses the line to win the men's 3000m race during the Diamond League athletics meet at the Stadium in the Queen Elizabeth Olympic Park, London, Saturday, July 27, 2013. The athletics meet marks the anniversary of the London 2012 Olympic Games. (AP Photo/Matt Dunham)

Agencia PL

El británico cuádruple campeón olímpico Mo Farah rompió vínculo con su entrenador, el cubano Alberto Salazar, para vivir con su familia en esta capital, refieren hoy medios locales.
Farah, monarca en las distancias de cinco mil y 10 mil metros en las citas de Londres-2012 y Río de Janeiro-2016, indicó en su cuenta de la red social Twitter que regresa a la urbe londinense, la cual echa mucho de menos.

Según el también multicampeón mundial de 34 años, su decisión nada tuvo que ver con el proceso de investigación a la cual está sometido Salazar por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos, por usar presuntamente técnicas dopantes con sus deportistas.

El corredor británico señaló, citado por el diario The Sun, que la decisión fue únicamente por motivos familiares, puesto que desea que sus hijos crezcan en el Reino Unido.

‘No dejo el Nike Oregon Project (su centro de entrenamiento) y a Alberto Salazar por las acusaciones de dopaje. Esta situación lleva así ya dos años. Si lo dejara por esto, ya lo habría hecho’, reafirmó Farah.

Asimismo, ratificó que es un firme defensor del deporte limpio con una creencia firme de que todo aquel que infrinja dicha regla debe ser sancionado.

Igualmente, comentó que desea trabajar con Gary Lough, exentrenador de la también británica Paula Radcliffe, plusmarquista mundial en la maratón, debido a su expreso deseo de intervenir en esta modalidad.

Mo Farah se despidió de las pistas en el Campeonato Mundial de atletismo Londres-2017 para dedicarse a la maratón.