Félix Sánchez contó su vida a los atletas ticos

El dominicano Félix Sánchez, medallista de oro de los Juegos Olímpicos Atenas 2004 y Londres 2012 en los 400 metros vallas, estuvo en nuestro país brindando una charla a los atletas costarricenses denominada “Las 10 vallas de mi vida”.

Sin importar el deporte de procedencia, el anfiteatro del Comité Olímpico de Costa Rica, sede de la encuentro, estuvo colmado de deportistas nacionales de Atletismo, Béisbol, Baloncesto, Balonmano, Billar, Boxeo, Ecuestre, Esgrima., Fisiculturismo, Halterofilia, Judo, Karate, Tenis de Mesa, Rugby, Surf y Patinaje quienes en silencio y otras veces con aplausos seguían la exposición de Sánchez.

Vestido elegantemente con un traje azul, Sánchez de 1:78 de altura y una carrera deportiva intachable, hablo sobre sus comienzos en el atletismo, sus momentos más emotivos y los no tan buenos.

La historia de su vida fue comentándola “valla por valla de uno a 10”, iniciando sobre sus deseos de ser beisbolista pero una fractura en su muñeca derecha realizando lucha libre, sepultó su deseo de ser pelotero.

“Esa lesión fue el principio, un entrenador me dijo que con esa fractura en mi mano no podría ser pelotero y me recomendó el atletismo” manifestó con su pausado y claro hablar.

Llegaría así la segunda, tercera cuarta y así, hasta la décima valla de su vida y durante toda su exposición los atletas costarricenses se iban adentrando en aquella vivencia contada por el doble campeón olímpico, quedando motivados de que todo se puede y todo se alcanza.

“No hay nada como representar al país de uno. Sentir que puedes ganar por tu país es lo mejor, es lo máximo y si llegas al pódium el sentimiento será eterno” mencionaba asentando con su cabeza un sí agregando.
“Yo tuve momentos de flaqueza pero yo mismo recupere mi confianza, nunca pensé en lo que dijeran los demás, pensé en mis capacidades entrene duro, sin miedo a lesiones, entrene duro para llegar a poner el nombre de mi país en el mundo, porque cuando gane la medalla olímpica en Atenas 2004 , algunos no sabían que existía un país llamado República Dominicana. Y logramos que nos reconocieran en el mundo” comentaba Sánchez con un puño izquierdo cerrado.
“Nunca se dejen de creer en ustedes, nunca dejen de soñar, que nadie los desmotive, crean siempre en el Señor, no se dejen vencer por los comentarios de quienes les dicen que ya estas acabado. Yo espero que alguno de ustedes pueda llegar lejos. Espero que ustedes puedan alcanzar sus metas”
La noche del jueves 19 de octubre, el dominicano Félix Sánchez contó su vida en 10 saltos de vallas, y con él saltaron y sudaron cientos de atletas costarricenses que salieron de la exposición con una sonrisa como diciendo: “si se puede”.
Luego de 1 hora y 35 minutos, la charla llego a su final y la solicitud de fotos no se hizo esperar. Todos salieron con la imagen de un ganador.
De oro puro

Félix Sánchez es un ex atleta de campo y pista dominico-estadounidense (nace en Nueva York, 30 de agosto de 1977), que representó a República Dominicana en las pruebas de atletismo.

Fue Campeón olímpico en el 2004 en Atenas y en el 2012 en los Juegos Olímpicos de Londres en la disciplina de 400 metros con vallas, considerado el mayor atleta en la historia de la República Dominicana.

En el 2001 y 2003, ganó los mundiales de atletismo, en la disciplina de los 400 metros con vallas, logrando romper la racha victoriosa de Estados Unidos, que duraba dos décadas desde que Edwin Moses triunfó en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.

Debido a sus logros en nombre de la República Dominicana, el Estadio Olímpico de Santo Domingo recibe su nombre en su honor, dentro del complejo del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, asimismo en el estadio se estableció una competición anual denominada “Grand Prix Félix Sánchez”.

El doble medallista de oro olímpico anunció su retiro del atletismo el 26 de abril de 2016.

Olman Mora Bermúdez