“Este es el fruto de 12 años sobre los pedales”

La sonrisa del biker Kenneth Tencio lo decía todo al salir del aeropuerto Juan Santamaría, volver a Costa Rica después de dos meses de entrenamiento en Estados Unidos seguido del Mundial realizado en China con algo más dentro de su equipaje, la medalla de plata que lo acreditó como el segundo mejor ciclista de BMX Freestyle del planeta Tierra.

Luego, sin apagar su expresión de alegría sacó de su mochila su medalla de plata, la mostró levantándola a la altura de su cara para poder verla nuevamente y manifestar.

 “Este es el fruto del trabajo de prácticamente 12 años sobre los pedales, y los últimos tres meses de trabajo que han sido durísimos y a seguir trabajando para las Olimpiadas (Juegos Olímpicos Tokio 2020) y traer una de estas (muestra su medalla de plata exclamando), pero de Oro”, dijo mientras recibía el saludo de las personas en las afueras del Aeropuerto Juan Santamaría.

Pocos minutos después, llegó  su esposa Marcela García desde Jaco, quien le dio un abrazo tan extenso como el tiempo que duraron sin verse. Las lágrimas llegaron, se miraron a los ojos y sin palabras se dijeron todo.

Al campeonato del Mundo de BMX Freestyle  realizado en  Chengdu, China llegaron 60 competidores del orbe, sin embargo, solo tres podían subir al pódium y uno de ellos, colgándose la medalla de plata fue el costarricense Kenneth Tencio.

El Mundial, efectuado la semana pasada durante 4 días de competencia fue toda una ofensiva donde los jueces fueron eliminando competidores.

Tencio avanzó entre los mejores 24, luego 12 y finalmente llegó junto a Justin Dowell de Estados Unidos medalla de oro  y Brandon Loupos  de Australia con la presea de bronce al sitio donde muchos quisieron pero pocos pudieron.

“Ahora espero disfrutar de unas vacaciones, puede ser por las faldas del Volcán Turrialba, a la vez estaré cerca de la casa de mis papás que viven en Cartago” dijo después de 35 horas de vuelo entre China y Costa Rica donde solo quería descansar.

Finalizó agradeciendo a la gente que lo alentaron en redes sociales y a los más cercanos que han sufrido y reído con él.

“Para todos los que son costarricenses va dedicada esta medalla. Todos podemos alcanzar nuestros sueños, eso sí, que no se queden en la almohada, hay que levantarse y trabajar con la alegría de hacer lo que nos gusta” finalizó el Tencio quien seguía mirando a Marcela como el trofeo más grande que ha tenido.