Esta final si la pego Argentina ¡Campeón Mundial de Sala!

patrocinadores

Agencia PL

Argentina se coronó por primera vez como campeón de la Copa Mundial de Fútbol de sala, con apretado marcador ante Rusia por cinco-cuatro, en la final celebrada en el coliseo Pueblo de esta ciudad colombiana.

El mejor resultado que había alcanzado la nación sudamericana en las Campeonatos Mundiales había sido hasta ahora un cuarto puesto en el torneo del orbe efectuado en el 2004 en Taipéi de China.

Por el elenco argentino anotaron en este partido final A. Vaporaki por partida doble a los 15 minutos y 49 segundos y a los (38,19), Cuzzolino (19,34) y Brandi a los (21,35) y (22,33).

Por Rusia, los goleadores fueron Eder Lima con una tripleta a los 15 minutos y 23 segundos, (21,18) y 39,41) y Lyskov (38,56).

Del equipo que conduce el entrenador Diego Giustozzi fue seleccionado como el mejor jugador del mundial Fernando Wilhelm y como el portero más sobresaliente al joven de 23 años de edad, Nicolás Sarmiento.

En este certamen, que tuvo como subsedes a Medellín y Bucaramanga, Argentina ganó en la fase de grupos dos partidos y empató uno y desde octavos de final triunfó en todos los partidos que celebró con 11 goles a favor y tan sólo dos en contra (1-0 vs. Ucrania, 5-0 vs. Egipto y 5-2 vs. Portugal).

En el encuentro por la medalla de bronce del primer turno de este sábado, jugado también en la capital vallecaucana, Irán y Portugal protagonizaron un empate a dos goles.

Brasil, que había vencido en los mundiales 1989, 1992, 1996, 2008 y 2012, fue eliminado ahora sorpresivamente en esta nación andina, como también ocurrió con España con tres títulos a su haber.

En la ceremonia de premiación de la Copa, la Federación Internacional de Fútbol Asociado hizo un reconocimiento al veterano jugador brasileño Falcao, quien acumula dos títulos mundiales, dos Balones de Oro y una Bota de Oro, además de ser el único futbolista de sala en actuar en cinco torneos del orbe.

En esta novena justa del mundo participaron en un inicio 24 equipos, repartidos en seis series eliminatorias de cuatro países cada una.