Escándalo por dopaje en atletismo

patrocinadores

Altos responsables de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ocultaron casos de dopados rusos, según una investigación conjunta del periódico francés Le Monde y de la televisión alemana ARD hecha pública hoy.

El senegalés Papa Massata Diack, hijo del expresidente de la IAAF (Lamine Diack), prometía desde finales de 2011 una protección total de los dopados a cambio de dinero, señala el cotidiano galo en su página de Internet.

Según Le Monde y la ARD, al menos seis atletas rusos pagaron en 2011 entre 300 mil y 700 mil euros cada uno por no ser suspendidos y poder así participar en los Juegos Olímpicos de Londres-2012.

Entre los deportistas citados se encuentran los campeones olímpicos de marcha Valery Borchin (2008), Olga Kaniskina (2008), y Serguei Kirdyapkin (2012), y la especialista en tres mil metros con obstáculos Ioulia Zaripova (oro en 2012).

Además son mencionados la maratonista Liliya Shobukhova y el marchista Vladimir Kanaykin.

De acuerdo con las fuentes, Shobukova, quien fue suspendida a pesar de los presuntos pagos, pidió el reembolso del dinero al no ser protegida como se había acordado.

La lista de atletas rusos dopados a los que la IAAF pudo encubrir ascendería a 23 nombres, según la justicia francesa.

Le Monde y ARD reproducen, además, correos de 2014 del entonces presidente de la Federación rusa de atletismo, Valentin Balakhnichev, amenazando a la IAAF con revelarlo todo por no haber obtenido la inmunidad prometida.

En 2011, cuando nos encontramos con 19 pasaportes biológicos anormales, incluyendo a campeones olímpicos y del mundo, nos propusisteis un trato. Calificarlo de trato es muy diplomático. Se trataba de un chantaje cínico y cruel, escribió Balakhnichev.

Aunque Lamine Diack niega haber recibido sobornos durante su presidencia (1999 a 2015), está imputado por la justicia francesa desde noviembre de 2015 por corrupción pasiva y blanqueo agravado.