En busca del Cetro

AFP

El joven prodigio noruego Magnus Carlsen, a menudo presentado como uno de los mejores ajedrecistas de la historia, intentará alzarse con su cuarto título consecutivo contra el estadounidense Fabiano Caruana durante el campeonato del mundo que empieza el viernes en Londres.

La competición se celebra cada dos años, y el ganador será el que llegue primero a 6,5 puntos (una victoria otorga un punto y las tablas medio). Pero si ambos están empatados después de 12 partidas, se jugarán en un solo día cuatro adicionales en modalidad semirrápida.

En 2016 en el campeonato del mundo celebrado en Nueva York que lo enfrentó al ruso Serguéi Kariakin, Carlsen ya demostró su gran habilidad en las partidas semirrápidas (25 minutos de tiempo para cada jugador, más 10 segundos adicionales luego de cada movimiento).

Carlsen fue iniciado en el juego por su padre cuando era muy pequeño y a los 13 años ya tenía la categoría de Gran Maestro.

Ahora, con 27, es “sin ninguna duda uno de los mejores ajedrecistas de todos los tiempos”, dice a la AFP Milan Dinic, redactor jefe de British Chess Magazine.

– El “Thor” del ajedrez –

AFP/Archivos / Eduardo Munoz AlvarezMagnus Carlsen después de ganar su tercer título mundial ante el ruso Serguéi Kariakin en 2016 en Nueva York

Es difícil encontrar fisuras en el juego del joven noruego, modelo en sus horas libres, a veces apodado el “Thor” del ajedrez debido a su origen nórdico y su complexión atlética.

¿Sus puntos fuertes? Una intuición formidable y una memoria prodigiosa que le permiten disponer de un amplio repertorio de jugadas.

No es sorprendente así que lograse derrotar, cuando solo tenía 13 años y todavía cara de niño, al excampeón del mundo Anatoli Karpov y llevar a la leyenda Garry Kasparov a tablas.

Sin embargo, siempre la “presión sobre el campeón vigente es psicológicamente más fuerte (…) porque todos ambicionan derribarlo”, advierte Dinic.

Para llegar relajado al mundial, Carlsen jugó el mes pasado una partida de exhibición contra el futbolista inglés del Liverpool Trent Alexander-Arnold, de 20 años, aficionado al ajedrez.

Pese a disponer de una tecnología informática que le permitía ver en una pantalla el lugar del tablero donde el maestro miraba, el futbolista cayó en 17 movimientos.

Siempre podrá consolarse pensando que Bill Gates solo aguantó 9 contra el noruego.

La partida será más difícil contra Fabiano Caruana.

Tras ganarse la plaza en el campeonato del mundo al vencer el Torneo de Candidatos 2018 en Berlín, el ajedrecista de Miami, de 26 años, llevó a Carlsen a las tablas en un enfrentamiento en agosto en Estados Unidos.

Comparado con Kariakin, el anterior retador, “Caruana parece tener más sangre fría y una menor tendencia a jugar defensivo. Será un adversario peligroso”, asegura Dinic.

– Un nuevo público –

TASS/AFP/Archivos / –El estadounidense Bobby Fischer derrotó al campeón soviético Boris Spassky en el mundial de 1972, que encarnó la rivalidad de la Guerra Fría entre las dos superpotencias

Los dos jugadores van codo con codo en la clasificación Elo, el sistema de notación del ajedrez: con 2.835 puntos, Carlsen solo supera en tres a su contrincante.

La presencia de Caruana permite a Estados Unidos tener un representante a este nivel por primera vez desde Bobby Fischer, otra leyenda de la disciplina, que en 1972 derrotó a Boris Spassky en el llamado “duelo del siglo”.

En el contexto de la Guerra Fría, el ajedrez disfrutaba entonces de un interés que el World Chess, organizador del campeonato del mundo, espera recuperar modernizando la imagen de un juego que tiene 1.500 años de historia y ya hizo con éxito la transición al mundo digital con innumerables aplicaciones y páginas web dedicadas a él.

Gracias al perfil atípico de Carlsen y al atractivo que Caruana puede tener para el público estadounidense, el organizador dispone de dos jugadores idóneos para seducir a un nuevo público.

“Magnus Carlsen probablemente transformó la imagen de este deporte al romper el estereotipo del jugador de ajedrez. No es ni un nerdo ni el enésimo jugador ruso”, dice a la AFP el consejero delegado del World Chess Ilya Merenzon.

“Tras este partido, prevemos que el ajedrez sea una de las grandes tendencias para 2018/2019”, asegura.