El próximo Mundial podría ser en casa

Olivier Morin La atleta keniana Joyce Zakary (dcha) compite en la categoría femenina de los 400 metros durante el Mundial de Atletismo de Pekín, el 24 de agosto de 2015

AFP

Kenia será candidata a la organización del Mundial de Atletismo de 2023 con el objetivo de ser el primer país de África en albergar el acontecimiento, anunció este martes en Nairobi el ministro de Deportes keniano, Hasan Wario.

“Hemos demostrado que somos capaces de acoger eventos más pequeños. Ahora ha llegado la hora de que acojamos grandes competiciones”, afirmó el ministro en una recepción organizada para recibir a los atletas del país que consiguieron medallas en el reciente Mundial de Londres.

Wario se refería especialmente al Mundial para menos de 18 años, que Nairobi organizó en julio, acogiendo a jóvenes promesas de más de 130 países.

“Kenia se ha convertido en el primer país africano en ganar el Mundial, en Pekín en 2015 (fue primero en el medallero final). Eso no hace sino confirmar que debemos ser el primer país en traer el Mundial a África”, dijo el ministro.

Anunció además un plan de construcción de tres grandes estadios, en Nairobi, Mombasa y Eldoret, así como otros siete más pequeños en otras partes del país.

Recientemente, el presidente de la Confederación Africana de Atletas, Kalkaba Malboum, había pedido a los países de su continente que intentaran organizar el Mundial de aquí a 2025, afirmando que seis de ellos, entre los que está Kenia, son capaces de hacerlo.

El Mundial de Atletismo de 2019 se disputará en Doha y el de 2021 tendrá lugar en Eugene (EEUU).