El conjunto del Golden State golpea a un Lebron inspirado

Agencia PL

LeBron James encestó 51 puntos, pero igual sus Cleveland Cavaliers perdieron 114-124 en tiempo extra ante los Golden State Warriors, que comienzan con victoria la final de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA).

Un lapsus mental de J.R. Smith le impidió a los Cavs ganar el primer partido de este ‘remake’: George Hill falló un tiro libre a 4.7 segundos del final y por alguna loca razón, el veterano escolta capturó el rebote y se alejó.

Con semejante regalo, el partido fue a un ‘overtime’ que nadie esperaba, y ahí los campeones defensores apabullaron a sus contendientes, en partido que cerró con Draymond Green haciendo lo que mejor sabe hacer: provocar.

Frustrado por una falta que no fue tal, Tristan Thompson encaró al bocazas de Golden State y le estampó el balón en la cara antes de ser expulsado, en otra noche para el olvido del pívot canadiense: dos puntos y cinco rebotes.

Amén de su medio centenar de puntos, James tuvo ocho rebotes y ocho asistencias; Kevin Love aportó 21 puntos y 13 rebotes, y J.R. encestó 10 unidades en el que pudo ser su mejor partido de estos playoffs, de no ser por su inmenso error.

Los Cavs le plantaron cara e incluso sorprendieron a unos Warriors que todos dan como favoritos para coronarse nuevamente, pero al final el colectivo pesó más que la individualidad, y los californianos golpearon primero.

Stephen Curry lideró el ataque con 29 puntos, seis rebotes y nueve asistencias, y sin hacer mucho aspaviento lo escoltó Kevin Durant (26-9-6), en tanto Klay Thompson aportó 24 unidades.

Aparte de sobrecumplir su cometido (sacar de paso a sus rivales), Green estuvo sólido con 13 puntos, 11 rebotes, nueve asistencias, cinco robos de balón, dos tapones y par de triples lapidarios: será irritante, pero es buenísimo.