Cuba se renueva y no estara en Grand Prix y Liga Mundial del Voleibol


patrocinadores

Agencia PL

La Federación Cubana de Voleibol (FCV) confirmó hoy las ausencias de las selecciones nacionales de ambos sexos en la Liga Mundial y el Grand Prix de 2017 ante la imposibilidad de alcanzar desempeños favorables inmediatos.

Según un comunicado de la FCV, las actuales composiciones de los dos equipos, con un promedio de edad que no rebasa los 22 años de edad, y lo necesario de la renovación, sobre todo en el sector femenino, no permiten vaticinar buenos resultados a corto plazo.

Además las venideras ediciones de ambas justas exigieron pagos por anticipado de las inscripciones (75 mil dólares el Grand Prix y 250 mil la Liga Mundial), antes del 30 de octubre del presente año, una cifra fuera de las actuales posibilidades de la entidad.

A ello se une el incumplimiento de los propósitos competitivos en las últimas cuatro ediciones de los dos certámenes (2013-2016), con saldos bien desfavorables.

En las dos lides, los balances pago de inscripciones-ingresos han sido negativos debido a los bajos rendimientos que impidieron resarcir las erogaciones necesarias.

Por tanto, la estrategia del organismo en el inicio del nuevo ciclo olímpico centra su principal objetivo en la participación de tres selecciones masculinas en Campeonatos Mundiales a disputarse de 2017: categorías sub-19, sub-21 y dub-23, además de los eventos continentales programados.

Además incluye los torneos clasificatorios a los certámenes universales de mayores de 2018, para los que Cuba ya aseguró presencia en la segunda fase, así como el desarrollo de los voleibolistas de manera escalonada y según sus niveles de rendimiento, sin violentarle etapas, tanto en los órdenes competitivo como educativo, esta última otra prioridad para la FCV.

En la rama femenina se espera la clasificación al mundial sub-23, justa acorde con la edad biológica y el nivel de rendimiento de la actual preselección nacional.

Para el primer año del ciclo olímpico se mantiene en perspectiva la participación en la Copa Panamericana, clasificatoria al Grand Prix de 2018, aún sujeto a los análisis técnicos correspondientes.

La FCV aclaró que existe la posibilidad de regresar a la lid, si se consigue la plaza, pese a la salida temporal de la competición.

Cuba pretende además organizar el próximo año la Copa Panamericana sub-20, que facilitaría el fogueo a una generación de voleibolistas nacidas de 1998 a 1999, lo que unido al Mundial sub-23 aportaría al desarrollo de su rendimiento individual y colectivo.

La entidad reiteró su aspiración de mantener su participación en las Ligas Mundiales y Grand Prix en los próximos años, en correspondencia con las garantías de desarrollo técnico y económico correspondientes.

Por último, de acuerdo a los resultados alcanzados por el voleibol de playa en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro-2016, la FCV tiene la voluntad de priorizar su participación en el tour mundial 2017, pese a su alto costo económico.