Cleveland a salvar la serie o irse barrida

Agencia PL
Los Warriors de Golden State intentarán hoy sellar su coronación en la final de la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) de Estados Unidos ante los Cavaliers de Cleveland.

La escuadra californiana quedó a un partido de engarzar su tercer anillo en cuatro temporadas y el segundo consecutivo, tras derrotar el miércoles a los Cavaliers por 110-102 para tomar ventaja de 3-0 en el duelo.

El alero Kevin Durant demostró ser uno de los mejores anotadores de la NBA y sostuvo a los campeones exponentes en uno de los peores partidos de Stephen Curry, quien jugó un mal encuentro, pero sería injusto no reconocerle parte del mérito en la victoria de los Warriors.

Y es que Curry apareció en el momento justo, cuando cinco puntos seguidos suyos a menos de tres minutos del final le dieron la vuelta al marcador para adelantar definitivamente a su equipo por 101-97.

Durant, en noche de lujo, marcó 43 tantos y alcanzó 13 rebotes, para superar la maldición que pesaba sobre él esta temporada y que impedía ganar a su equipo en los partidos que él pasaba de los 40 cartones.

Por los Warriors, Curry aportó 11 puntos y Draymond Green se acercó al doble-doble con 10 unidades y nueve asistencias.

Junto al jugador de Washington destacó el buen partido de Andre Iguodala en su regreso tras seis encuentros de ausencia por lesión, aunque no llegó a las 10 tantos (se quedó en ocho), pero fue fundamental por su defensa a LeBron James.

El alero estrella de los Cavaliers volvió a multiplicarse para sostener a su equipo en el choque y terminó con un triple-doble de 33 cartones, 10 rebotes y 11 asistencias, aunque su esfuerzo no fue suficiente para derrotar a los Warriors.

Pese a que en esta ocasión contó con el apoyo de Kevin Love (20 puntos y 13 balones atrapados debajo de los aros), de Earl Joseph ‘JR’ Smith (13 unidades) y de Rodney Hood (15 tantos).

En la historia de las finales de la NBA los equipos que estuvieron abajo con marca de 0-3 suman un registro de 0-13.