Chile vence a Brasil en inicio de eliminatoria de COMEBOL

Agencia PL

Chile confirmó su estado de gracia en el fútbol, refrendó su condición de monarca de la Copa América y sacó a relucir las falencias de Brasil, al imponerse 2-0 en el inicio de la eliminatoria premundialista.

Aunque apenas fue el comienzo anoche de un largo camino en busca de los cupos de Sudamérica para la Copa Mundial de Rusia 2018, la Roja chilena volvió a mostrar la sintonía absoluta de un plantel con vocación ofensiva y entrega.

“Estamos satisfechos con el resultado. Hicimos más por la victoria en un encuentro bastante disputado y en el segundo tiempo hicimos los ajustes y buscamos más el arco rival. Un paso importante”, destacó el entrenador de Chile, Jorge Sampaoli.

El preparador, de nacionalidad argentina, hizo dos cambios cruciales en su once titular. Mark González por Francisco Silva, a los 40 minutos; y en especial Matías Fernández por Jorge Valdivia a los 63.

Fernández cobró un castigo por derecha a los 71, perfecto a los pies de Eduardo Vargas, quien empalmó de primera el balón y lo mandó a la portería verdeamarela ante un guardameta con reflejos tardíos.

Para no dejar dudas, la Roja logró el tanto de la tranquilidad, a los 89 minutos en jugada combinada de Arturo Vidal con Alexis Sánchez, quien en dos tiempos terminó anidando la esférica en las redes del rival.

Si bien el primer tiempo fue parejo e incluso llegó a consolidarse un planteo tranquilo, con apuestas a la posesión y el toque corto del gigante sudamericano, a los discípulos de Dunga les faltó verticalidad y poder de definición.

Un Willian siempre inspirado, algunos chispazos de Oscar y ocasionalmente contragolpes veloces, terminaron en las buenas intenciones, como si faltaran ideas para concluir jugadas de interesante factura.

“Tuvimos oportunidades, se hicieron bien las cosas pero a ratos faltó la definición. La salida de David Luiz nos perjudicó, como igual la ausencia de Neymar. Aún así, el cotejo fue parejo hasta el final”, dijo el técnico brasileño Dunga.

Noche helada, con ocho grados celsio en la cancha del Estadio Nacional, con 40 mil hinchas listos a respaldar a los locales y el bonito gesto de Brasil de donar sus camisetas a la Cruz Roja para recaudar fondos a los damnificados del terremoto en Chile.

En realidad ninguno de los dos elencos logró soltarse por completo en los primeros 45 minutos, en los cuales la terna Alexis Sánchez-Eduardo Vargas inquietaba el arco auriverde de Jefferson y muy poco de Hulk y Douglas Costa.

Para Chile fue una noche espléndida que renovó las celebraciones después de la gran fiesta del 4 de julio cuando derrotó a Argentina en la final del torneo continental en el mismo escenario.

Cambió la historia. Por lo general el país austral tuvo malas arrancadas en la etapa de clasificación hacia las Copas del Mundo y chocar contra su bestia negra, Brasil, siempre fue un problema.

El balance era de 49 éxitos de la canarinha contra apenas siete de Chile, que por demás, no le ganaba a los brasileños desde hace 15 años.

Los de Dunga, resentidos por la ausencia de Neymar, siguieron el mismo libreto del pasado reciente: no juegan a nada, no obstante en lo individual poseer a excelentes jugadores.

En otros partidos de la primera jornada de la eliminatoria premundialista, Colombia se impuso a Perú 2-0; Paraguay a Venezuela 1-0; Uruguay a Bolivia 2-0; y Argentina cayó 0-2 ante Ecuador.

El próximo 13 de octubre tendrá lugar la segunda ronda de la etapa clasificatoria con los siguientes cotejos:

Chile-Perú

Ecuador-Bolivia

Uruguay-Colombia

Paraguay-Argentina

Brasil-Venezuela