Chand, una deportista con hiperandrogenismo tachó de “injusto”

AFP

La esprínter india Dutee Chand, una deportista con hiperandrogenismo que provocó la suspensión en 2015 del reglamento de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) sobre los afectados por dicha alteración hormonal, tachó este viernes el nuevo reglamento de la IAAF de “injusto”.

El jueves, la IAAF dispuso la entrada en vigor de la obligación para las atletas con exceso de andrógenos de reducir médicamente su tasa de testosterona para las pruebas desde los 400 metros a la milla, al considerar que esas deportistas están beneficiadas por su desorden hormonal.

Las tasas de testosterona anormalmente elevadas favorecen el crecimiento de la masa y de la potencia musculares, facilitando asimismo la circulación de la hemoglobina. Algo que produce una ventaja “significativa”, especialmente en las pruebas que marcan la frontera entre la velocidad y la resistencia, concluye un estudio encargado por la IAAF.

Estas nuevas reglas, que entrarán en vigor el 1 de noviembre, afectarán a varias deportistas que producen demasiada testosterona, como la doble campeona olímpica sudafricana de los 800 metros Caster Semenya.

“Me alivia que hayan puesto fin a todos estos años de incertidumbre, pero pienso en atletas como Semenya. Creo profundamente que las nuevas reglas son bastante injustas”, declaró Chand.

La joven velocista india, suspendida en 2014 por su hiperandrogenismo antes de acudir al Tribunal Arbitral del Deporte en 2015 y de ganar el derecho a poder volver a correr, no se ve afectada por el nuevo reglamento IAAF, ya que sólo disputa los 100 y los 200 metros.

“Envié un correo electrónico a Semenya para ofrecerle mi apoyo y mi ayuda. Le propuse los servicios de mi equipo jurídico si los necesitaba”, añadió.

Semenya es foco de polémica desde su primer título mundial en 2009 en Berlín, donde su apariencia física y su crono suscitaron las dudas de los medios.

El jueves, el Congreso Nacional Africano (ANC), partido en el poder en Sudáfrica, mostró su preocupación por la decisión de la IAAF: “Estas nuevas reglas atentan contra los derechos del hombre, de los atletas, sobre de los de Europa del Este, Asia y el continente africano. La connotación racial no puede pasar desapercibida”.