Cae récord de obstáculos en los tres mil

AFP

La keniana Beatrice Chepkoech batió el récord del mundo de 3.000 metros obstáculos con un crono de 8 minutos, 44 segundos y 32 centésimas, este viernes en la reunión de atletismo de la Liga de Diamante en Mónaco.

La anterior plusmarca estaba en poder de la bareiní Ruth Jebet, que corrió en 8 minutos, 52 segundos y 78 centésimas el 27 de agosto de 2016 en París.

Chepkoech, de 27 años y anteriormente especialista en pruebas de carretera, mejoró 15 segundos respecto a su mejor marca personal (8:59.36, el pasado 30 de junio en París).

“Quería batir este récord del mundo, era mi plan desde el inicio de la temporada. Sabía que mi mejor oportunidad sería Mónaco por la meteorología y el público. El plan ha funcionado. Es algo increíble llevarme a Kenia el récord del mundo de 3.000 obstáculos, estoy muy orgullosa”, comentó Chepkoech en el estadio Louis II.

Este récord mundial llega el mismo día en el que Unidad de Integridad en el Atletismo (AIU) publicó una lista exhaustiva de 109 atletas y dirigentes suspendidos por dopaje y corrupción, entre ellos Jebet, suspendida provisionalmente después de que se detectara EPO en su orina.

Fuera del podio por poco (4ª) en los Juegos de Rio en 2016, Chepkoech protagonizó un gran error en el Mundial de Londres en 2017, donde acabó en la misma posición.

Cuando iba en cabeza del pelotón después de unos 500 metros de la final del 11 de agosto de 2017, Chepkoech continuó por el exterior de la pista en la última curva, ‘olvidando’ la ría de agua situada en el interior.

Al darse cuenta de lo ocurrido, la keniana volvió hacia atrás para saltarla, perdiendo una decena de segundos respecto a sus rivales.

Con un gran esfuerzo pudo volver al pelotón, pero al final pagó ese exceso de energía invertida para subsanar el error.

– Lyles brilla –

Chepkoech eclipsó así al que iba a ser el gran protagonista de la reunión, el joven estadounidense Noah Lyles, que ganó los 200 metros con la mejor marca del año (19.65).

AFP / Valery HACHEEl estadounidense Noah Lyles celebra su triunfo en los 200 metros de la reunión de Mónaco de la Liga de Diamante, el 20 de julio de 2018

Mejoró la anterior mejor marca anual, que tenía él mismo, en cuatro centésimas. A finales de junio fue campeón de Estados Unidos.

En la media vuelta de pista, el atleta de Florida está invicto en la Liga de Diamante. Únicamente una lesión le había impedido participar el año pasado en el Mundial de Londres, donde el turco Ramil Guliyev, segundo el viernes en el Principado (19.99), fue oro.

El ecuatoriano Álex Quiñónez, de 28 años y en gran progresión esta temporada, terminó tercero, con un crono de 20.03.

También quedaron a la sombra de Chepkoech este viernes otros atletas con grandes actuaciones en esta reunión, como la bahameña Shauna Miller-Uibo en 400 metros (48.97), el keniano Timothy Cheruiyot en 1.500 m (3:28.41), el ruso Danil Lysenko en salto de altura (2,40 m) y el botsuano Nijel Amos en 800 metros (1 minuto, 42 segundos y 14 centésimas).

En los 110 metros vallas, el ruso Sergey Shubenkov (13.07) se impuso al español Orlando Ortega, segundo con 13.18.