Atletismo ruso en la lupa de la IAAF

Garrochistas rusos se preparan antes de competir en el Gran Premio Ruso de campo y pista en Moscú el viermnes, 22 de enero del 2016. (Foto AP/Ivan Sekretarev)

AFP

Puede Rusia volver a las grandes competiciones? El Consejo Mundial de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) se pronuncia el domingo sobre la situación del país, suspendido desde noviembre de 2015 tras la revelación de un sistema de dopaje institucionalizado, mientras el COI se cuestiona su participación en los Juegos de Invierno 2018.

A diez días de una reunión crucial de la comisión ejecutiva del Comité Olímpico Internacional (COI), del 5 al 7 de diciembre en Lausana, en la que se decidirá si Rusia participa en Pyeongchang 2018, la IAAF tiene la dura tarea de marcar el paso y certificar si el país ha hecho los esfuerzos necesarios para merecer un regreso al concierto mundial del atletismo, tras haber quedado excluido en los Juegos de Rio 2016 y en el Mundial de Londres 2017.

La ‘Task Force’ independiente creada para juzgar los progresos de Rusia en la lucha antidopaje facilitará un nuevo informe que servirá para que los miembros del ‘gobierno’ de la IAAF saquen sus conclusiones. La tendencia no parece favorable a Rusia.

Justo antes del inicio del Mundial, a principios de agosto en Londres, la ‘Task Force’ presidida por el noruego Rune Andersen estimó que no se reunían todas las condiciones para la readmisión, pero añadió que el país estaba en la buena vía.

Las excusas públicas del nuevo presidente de la federación rusa Dmitry Shlyakhtin a la tribuna del congreso de la IAAF ofrecieron el sentimiento de una toma de conciencia y parecía abrir las puertas a una próxima reintegración.

“Hay cosas que me han devuelto la confianza en los últimos meses”, declaró el presidente de la IAAF, Sebastian Coe, en una entrevista con la AFP en octubre.

“Hay una sincera evaluación por parte del presidente de la Federación Rusa de los desafíos que Rusia debe cumplir y la hoja de ruta para llegar. Los progresos se han cumplido con el objetivo de cumplir los criterios”, añadió.

– Mal pronóstico –

Pero la situación ha cambiado drásticamente en los últimos días, debilitando de nuevo la posición de Rusia. La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) mantuvo la suspensión de la Agencia Antidopaje Rusa (Rusada) el 16 de noviembre, lo que no es un buen pronóstico para la reintegración de su atletismo y para la participación en los Juegos de Invierno 2018.

El director de la ‘Task Force’ Rune Anderson ha repetido en varias ocasiones que Rusia no podrá recuperar su posición en el deporte mundial hasta que la Rusada cumpla el código mundial antidopaje.

“La decisión de la AMA de no aceptar la Rusada no servirá a la causa rusa. Pienso que no podremos levantar la suspensión si una de las condiciones importantes reclamadas no está satisfecha. Si las instancias de regulación y vigilancia del dopaje no están de acuerdo a la AMA, no veo cómo la IAAF podría ir más allá”, señaló Bernard Amsalem, miembro del consejo mundial de la IAAF y expresidente de la Federación Francesa de Atletismo (2001-2016), preguntado por la AFP.

Para justificar mantener la suspensión de la Rusada, la AMA señala que Moscú no reconoce las conclusiones del informe McLaren y la dimensión institucional del dopaje en el país, uno de los criterios exigidos por la IAAF para reintegrar a Rusia.

“El Estado ruso se mantiene en la negación total”, señala Amsalem, haciendo referencia a las últimas declaraciones de Vladimir Putin, que encuentra tras las acusaciones de dopaje una manipulación orquestada por Estados Unidos, a cuatro meses de las elecciones presidenciales en su país.