Armstrong ha vuelto a ser noticia

Lance Armstrong

Diario AS

El ex ciclista estadounidense Lance Armstrong ha vuelto a ser protagonista en las últimas horas por su reacción a las palabras de David Lappartient, presidente de la Unión Ciclista Internacional, en un medio luxemburgués donde dijo que “los dopados no tienen sitio en el mundo del ciclismo”.

Armstrong, sancionado de por vida tras la investigación de la USADA y su posterior confesión y desposeído de sus siete Tour de Francia, ironizó sobre las palabras de Lappartient con este mensaje: “Urgente: ¡el ciclismo necesita una banda de gente tan pronto como sea posible para dirigir equipos, entrenar ciclistas, conducir en las caravanas, dirigir u organizar eventos, comentar en televisión e incluso trabajar para la UCI! Envíen sus currículums a David Lappartient (actual presidente de la UCI)”.

Armstrong hace referencia a una entrevista que David Lappartient concedió al medio Luxemburger Wort. Preguntado sobre el posible regreso al pelotón del danés Bjarne Riis (que también reconoció haberse dopado durante su etapa como ciclista), que quiere incluir en el UCI World Tour al Team Virtu Cycling, el dirigente francés se mostró rotundo

: “Los dopados no tienen sitio en el ciclismo, decir lo contrario sería hipócrita. Todos los ciclistas deben mantenerse firmas ante un objetivo: el ciclismo debe ser creíble, de lo contrario todo está perdido”. Lappartient criticó la presencia en el pelotón de Riis o del manager del Astana, Alexander Vinokourov, también castigado por dopaje. “Hay ciclistas que se doparon en su etapa que no deberían ser bienvenidos en el pelotón actual. Han infligido un daño inmenso en el deporte y tienen que vivir con las consecuencias”.

Armstrong no ha sido el único que ha criticado con dureza a Lappartient. El ex ciclista danés Michael Rasmussen, que también confesó haberse dopado durante su carrera y que actualmente es comentarista de las carreras en la televisión danesa, cargó en Ekstra Bladet contra Lappartient.

“Si cree seriamente en ello, debería empezar por limpiar sus propios casos en Francia cuando era presidente de la Federación Francesa”, recordó Rasmussen, citando el caso de Marc Madiot, actual director del FDJ y detenido por el ‘caso Festina’ en 1998.