Amantes de los pedales confían en repunte del ciclismo para el 2019

Cayó el telón de la edición número 54 de la Vuelta a Costa Rica, organizada por la Federación Costarricense de Ciclismo, que enfrentó la dura tarea de organizar un evento que volviera a levantar el ánimo de los amantes de este deporte que tantos logros y felicidad le ha dado al país durante todos estos años.

Luego de que en la edición 2017 (Edición 53) quedara empañada por la lamentable noticia de que más de diez corredores representantes de tres equipos nacionales que participaron en el evento de fin de año más gustado por los costarricenses, enfrentaran un control Analítico Adverso que trajo una sanción de cuatro años para algunos de ellos, en los que destacaron los casos hermanos Rojas quienes se habían alzado con este título en las últimas ediciones incluyendo la de la última edición, misma que está a la espera de su resolución tras haberse presentado una apelación por los afectados.

El mismo ha causado el alejamiento de varias marcas comerciales del ciclismo nacional y que este año 2018 ha enfrentado la dura tarea de devolver la confianza a los patrocinadores y a las autoridades deportivas que tanto apoyan al deporte según sus posibilidades económicas y así puedan seguir desarrollando eventos ciclísticos que permitan que más empresas que apoyan a los diferentes equipos se mantengan en el ciclismo y otras se acerquen.

La vuelta inició con una gran incertidumbre para los ticos, respecto a los hombres que podrían defender el honor de los costarricenses ya que para los intereses de la FECOCI era trascendental que el título se quedará en suelo costarricense, los analistas apuntaban a hombres como Joseph Chavarría y Daniel Bonilla de NETLÉ 7C GIANT, Román Villalobos del CANEL”S, Minor Rojas Daniel Jara y Fabricio Quirós del COLONO  y Pablo Mudarra de LAGAR AMANCO LUFUSE todos ellos vistieron la camiseta de líder de una Vuelta a Costa Rica en alguna oportunidad en el pasado.

Pero el trazado de la carrera era para que la ganara un escalador nato que contará con un cuatro homogéneo y no un velocista, un escalador de media montaña o pacista, ahí saltaron nombres de los extranjeros como Aristóbulo Cala, Oscar Quirós, William Muñoz TCBY STRONGMANG (COL), Pablo Alarcón (ESP) y Oscar Sánchez (COL) CANEL” s serios favoritos para llevarse el suéter amarillo.

Las primeras tres etapas cumplieron con lo esperado Rusia, Colombia se hicieron sentir y encendió las alarmas para algunos de los nacionales interesados a poder asumir la punta en la general pero entre los 30 jóvenes categoría Sub 23 abrieron la luz de la esperanza y apareció el hijo del Cantón de Paraíso de Cartago perteneciente al equipo de la Selección juvenil y que logró dar una esperanza  al decir presente en la cuarta etapa y dejar claro que había de sobra sangre joven que quiere mostrarse y levantar este deporte.

Etapa a etapa las cosas fueron acomodándose y logrando alcanzar una gran expectativa en los seguidores de la vuelta, el costarricense Román Villalobos del Canel”s apareció en una etapa pasada por agua y frio y luego el TCBY STRONGMAN asumió la punta con un gran protagonismo y mostraron su calidad de equipos Continental hasta que llegó la etapa reina en donde con un gran trabajo de equipo y cuerpo técnico saltó Bryan Sánchez y que en el ascenso a Llano Grande firmara el título de la edición 54 de la Vuelta Costa Rica 2018 a falta de una etapa.

Felicidades para su entrenador del equipo NESTLÉ 7C GIANT Yurandir Leandro quien mostró su sencillez al manifestar que para llegar a este título ha tenido que superar los errores del pasado y que ahora se le da en uno de los momentos más maduros de su carrera, de la cual nunca se deja de aprender.

Para la Federación, reconocer le el gran esfuerzo de sus colaboradores, su entrega y dedicación de los dirigentes, siempre hay cosas que mejorar en cada evento, lo importante es que se tenga la humildad para reconocer el error cuando se da y buscar la forma de cómo mejorar, hay ver hacia adelante y no mirar atrás recordando los errores que cometieron otros, si es que los hubo, ya que de lo contrario no se avanza y es invertir y perder el tiempo en algo que ya paso.

Se viene el 2019 esperando poder contar con más eventos de ruta para una mejor preparación de nuestros ciclistas independientemente las restricciones que se tengan por medio del MOP que enfrenta una gran crisis vehicular, hay que buscar alternativas que permitan que nuestros ciclistas se preparen mejor y no esperar que alguien a nivel privado solucione el tema.

Y si requerimos el apoyo de la empresa privada, para que nuestros equipos nacionales LAGAR, COLONO, PARABRISAS MORALES, TELE-UNO SANTA ANA cuenten con un apoyo más estable y así estas escuadras puedan estar presentes en diferentes eventos internacionales y a la llegada a la vuelta sean más competitivos de lo contrario serán uno más en el lote de corredores.

Este triunfo de Costa Rica debe ayudarnos a entender que hay materia prima en nuestro país para rato, pero tenemos que protegerlos, que la empresa privada entienda que no nos puede olvidar por un traspié y que nuestro deporte vale, aprovechar y apoyar más a los cantones y regiones que tantos ciclistas nos dan año a año gracias al Programa de Juegos Deportivos Nacionales del ICODER.

Vivan nuestros jóvenes, el dirigente trabajador e innovador y valiente, ahí está la solución para enfrentar los problemas que se han tenido y los que vendrán, hay que seguir siendo vigilante con los controles no podemos bajar os brazos, para así algún día recuperar el prestigio que se ha perdido a nivel internacional por los errores de otros, sino que lo digan los ciclistas que han corrido fuera del país y que viven un calvario cada vez que hay controles , pero lo importantes es asegurarle a nuestros aficionados y ciclistas un mejor ciclismo para nuestro país.

Redacción andresbrenesdeportes.com

Fotos cortesía de Ángel Peña y FECOCI