AMA no aplica más sanciones a Rusia pero los vigila de cerca

AFP

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) anunció este martes que no aplicará nuevas sanciones a la Agencia rusa (Rusada), que no había cumplido con el plazo límite del 31 de diciembre para entregarle datos cruciales de su laboratorio de Moscú.

“Varios miembros del Comité Ejecutivo han expresado su decepción porque la fecha límite no se hubiera respetado, pero han convenido que ninguna sanción debía ser impuesta por ello”, explicó el presidente del organismo, Craig Reedie, en un comunicado publicado tras la reunión de este comité.

“Queremos que los que han hecho trampas rindan cuentas. Ése era el objetivo de la decisión del Comité Ejecutivo de septiembre y espero que los atletas y los demás vean que hacemos progresos en este sentido”, agregó.

La AMA levantó la suspensión de la Rusada en septiembre, allanando el camino para que los atletas rusos regresen a las competencias deportivas después de que un informe desvelara un sistema de dopaje institucionalizado en ese país.

El Comité Ejecutivo, un órgano político compuesto por representantes de los gobiernos y del movimiento olímpico, siguió las recomendaciones del independiente Comité de Revisión de Cumplimiento (CRC), que se había reunido el 14 y el 15 de enero, precisó el comunicado.

La AMA recordó sin embargo que la Rusada queda bajo vigilancia y que deberá entregar de aquí al 30 de junio las pruebas que se le pidan para sus reanálisis.

AFP / Vasily MaximovEl director de la Rusada, Yury Ganus, llega para dar una rueda de prensa este martes 22 de enero en Moscú

El director de la Rusada, Iouri Ganous, celebró inmediatamente la decisión.

“Podemos continuar con el trabajo, pasar a la segunda etapa. Hoy, trabajamos. Nuestros deportistas podrán participar (en las competiciones), ninguna sanción será tomada con ellos (…) Hay aún un trabajo esencial delante de nosotros. Es un proceso largo”, explicó el máximo mandatario en una conferencia de prensa.

– “Más tramposos o inocentes” –

La Agencia Antidopaje había anunciado el pasado 20 de septiembre que levantaba la suspensión a la Rusada, en vigor desde 2015, bajo condiciones estrictas. Entre ellas, la recuperación de miles de datos registrados durante los años 2011-2015, en el corazón del escándalo, y que debían ser entregados antes de finales de 2018.

“Ahora pasamos a la segunda fase de esta decisión, autentificar los datos del antiguo laboratorio con el fin de utilizarlos para atrapar a atletas tramposos o para declarar inocente a otros”, añadió Ganous.

En diciembre una delegación de la AMA en Moscú no tuvo acceso a los controles del laboratorio antidopaje “por una cuestión planteada por las autoridades rusas, exigiendo que el equipo utilizado para la extracción de los datos sea conforme con la legislación rusa”.

AFP / Vasily MaximovEl director de la Rusada, Yury Ganus, da una rueda de prensa este martes 22 de enero en Moscú

Las críticas por la decisión de la AMA no tardaron en llegar. El presidente de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (Usada) lamentó el camino tomado por el organismo y pidió “un cambio”.

“La decisión es lo que es. Obviamente necesitamos un cambio en un sistema global que responsabiliza a los atletas pero permite a los Estados corromper los Juegos Olímpicos y perpetuar fraudes masivos hacia los atletas y el público”, explicó el presidente de la Usada Travis T. Tygart en un comunicado.

El mes pasado, el organismo rector de atletismo mundial (IAAF) mantuvo la prohibición a Rusia por la controversia del caso de dopaje institucionalizado.

El equipo ruso de atletismo no pudo participar en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016 y también se perdió el Campeonato Mundial de la IAAF en Londres un año después.

Sin embargo, algunos atletas rusos han recibido permiso de la IAAF para competir como neutrales tras cumplir con los criterios de elegibilidad excepcionales y superar pruebas de antidopaje transparentes.

El COI levantó su suspensión a Rusia al final de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyongyang.