Alonso busca un nuevo logro

EFE

La quincuagésima sexta edición de las 24 Horas de Daytona arranca este sábado con el dos veces campeón de la Fórmula Uno Fernando Alonso desde la decimotercera posición de la parrilla al volante de un Ligier del equipo United Autosports con el objetivo de adquirir experiencia en pruebas de resistencia con la mira puesta en Le Mans.

El español y sus compañeros de equipo, los británicos de 18 años Phil Hanson y Lando Norris, su nuevo compañero como piloto de pruebas en McLaren, confían en que a lo largo de los cerca de 3.700 kilómetros de una carrera tan llena de giros inesperados como esta puedan estar en el grupo delantero en el momento clave.

Pero su monoplaza carece de la velocidad punta de, sobre todo, los Cadillac, que ocupan cuatro de las siete primeras plazas en la parrilla de salida, tras una serie de calificación en la que Alonso selló un tiempo de 1:37.008, 925 milésimas por detrás del holandés Renger van der Zande y su prototipo de la popular marca estadounidense.

Pero todo puede pasar en 24 horas en un circuito como el Daytona International Speedway, con un trazado mixto de 3,56 millas (5.730 metros) y 12 curvas que presenta una amplia sección de los tradicionales circuitos ovalados de EEUU con una variante que lleva a los pilotos al interior del tradicional recorrido de la NASCAR.

Y es que la habitual entrada del coche de seguridad permite que los pilotos rezagados recuperen el tiempo perdido y, con un nutrido pelotón de 48 monoplazas, todo puede pasar, y los cambios al frente de la carrera son constantes y los doblajes mucho más.

Buen ejemplo de ello es la pasada edición, que ganaron los hermanos Jordan y Ricky Taylor, junto con Max Angelelli y la leyenda de NASCAR Jeff Gordon, y lo hicieron con un margen mínimo 671 milésimas de segundo después de haber recorrido 3.776 kilómetros.

Los segundos en aquella ocasión, los portugueses Filipe Albuquerque y Joao Barbosa y el brasileño Christian Fittipaldi, saldrán este sábado terceros con su Cadillac, por detrás de los que marcaron la “pole”, el Cadillac del holandés Renger Van Der Zande y los estadounidenses Ryan Hunter-Reay y Jordan Taylor (1:36.083).

El Acura Team Penske del brasileño Helio Castroneves, el británico Ricky Taylor y el estadounidense Graham Rahal saldrá segundo tras marcar 7 milésimas más que los primeros.

La lógica indica que Alonso estará lejos de ellos, y, aunque su carácter competitivo le lleva a soñar con estar cerca de los mejores en la última hora de carrera, el asturiano reconoce abiertamente que no está preparado para ello y que llega a Florida para adquirir experiencia para afrontar con mejores opciones una futura 24 Horas de Le Mans.

En rueda de prensa tras la calificación, el asturiano dijo este jueves que ya sabía antes de sumarse a este proyecto que su auto “no era el más rápido”, pero que si quiere intentar las 24 horas de Le Mans debe mostrar “respeto” por esta especialidad y para ello debe “aprender” y Daytona es la “oportunidad perfecta” para ello.

Sobre el resultado en la calificación, no se mostró preocupado, pues es la “menos relevante” de su carrera hasta el momento, porque normalmente tiene 60 vueltas o 70 vueltas para recuperar lo ocurrido el sábado, pero en Daytona tienen 24 horas para hacerlo.

Junto con la prueba francesa, las 24 Horas de Daytona constituyen una de las citas de resistencia más prestigiosas del año y tiene como principal peculiaridad que mezcla la esencia de las prueba de larga distancia con la igualdad de las pruebas estadounidenses.

Quizás la climatología le ayuda a uno de los mejores pilotos sobre mojado de la Fórmula Uno, pues las previsiones meteorológicas apuntan a que el sábado y sobre todo el domingo podrían caer unas lluvias que podrían cambiar la dinámica de la prueba.

Junto a Alonso, el también español Dani Juncadella luchará por el triunfo absoluto al volante de un prototipo Oreca. Su monoplaza del equipo Jackie Chan DCR JOTA saldrá sexto, y en la última sesión de entrenamientos libres fueron segundos.

El Acura Team Penske del colombiano Juan Pablo Montoya será décimo tras los 1:36.931 que marcó su compañero estadounidense Dane Cameron en la calificación.

Antonio García estará al volante de un Corvette C7.R en la igualadísima GT Le Mans y Miguel Molina saldrá segundo de la división GT Daytona, solo detrás del otro Ferrari 488 GT3.

Las 24 horas de Daytona, sin duda una de las carreras automovilísticas más prestigiosas de EEUU y que supone la apertura de la temporada en este país, también tendrá puesta la mirada en el estadounidense Scott Pruett, quien se retira después de esta prueba que ha ganado en 1994, 2007, 2008, 2011 y 2013. EFE